Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Figuritas gays en el belén del Parlamento italiano

La colocación de las figuritas causa estupor y críticas de la mayoría de los diputados

La colocación de un par de parejas gays entre las figuritas del belén de la Cámara de los Diputados de Italia, por parte de miembros del Partido Radical, causó hoy estupor y generó las críticas de la mayoría de los diputados. En el belén del Congreso, junto a las figuritas tradicionales, aparecieron hoy dos muñecas "Barbie" con vestidos elegantes, tumbadas y abrazadas y dos muñecos "Ken" (el novio de Barbie) también abrazándose.

Las parejas de muñecos llevaban carteles en los que se leía: "Matrimonio homosexual como en la España de Zapatero" y "PACS ahora", en referencia a los Pactos Civiles de Solidaridad que existen en algunos países europeos.

Las figuritas gays fueron colocadas por los diputados del Partido Radical Bruno Mellano y Donatella Poretti, quienes explicaron que "acercaron dos parejas de homosexuales al pesebre junto a los pastores" como gesto para que "el Parlamento apruebe lo antes posible una ley para el reconocimiento de las parejas de hecho".

Los muñecos fueron retirados inmediatamente, pero el gesto generó duras críticas por una parte de los diputados, que lo consideraron un "ataque a los símbolos religiosos".

"Es un acto gravísimo y pedimos explicaciones a la mayoría y que se distancie inmediatamente", dijo el secretario de la presidencia de la Cámara de los Diputados y miembro del partido de derechas Alianza Nacional, Antonio Mazzocchi. Para el portavoz de los democristianos del UDC, Luca Volonte, "se ha tratado de un verdadero desprecio al credo religioso de la mayoría de los italianos".

"Una provocación inútil que daña al ciudadano"

También desde el centroizquierda se elevaron críticas a la iniciativa y la diputada de Italia de los Valores, Silvana Mura, comentó que el gesto "estaba fuera de lugar" porque "el belén es un símbolo religioso y, por eso, hay que respetarlo".

"Este gesto se les puede volver en su contra porque se trata de un tema importante y tiene que discutirse en las sedes políticas adecuadas", añadió Mura. Para la ministra de la Familia, Rosy Bindi, se trata de una "provocación inútil que, antes que como cristiano, daña al ciudadano".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?