Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 30 de Marzo de 2020

Otras localidades

El Congreso aprueba prorrogar el mandato de la presidenta del TC con el voto en contra del PP y PNV

La reforma pretende evitar el colapso del Alto Tribunal, pero además incluye la enmienda que prorroga el mandato de la presidenta hasta 2008

La reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional fue aprobada hoy en el Congreso de los Diputados con 180 votos a favor y 131 en contra del PP, PNV, EA y Na-Bai. El portavoz del PP en este debate, Ignacio Astarloa, mostró el descontento del principal partido de la oposición con la norma, que considera un nuevo "deterioro" de las instituciones y "una operación oportunista". Por ello, Astarloa anunció que el PP recurrirá ante el propio Constitucional la norma que le regula y que, en caso de volver a gobernar, la modificará.

Tras este último trámite, la norma pasará al Senado, donde el PP y los nacionalistas vascos suman mayoría absoluta y pueden vetarlo o modificarlo. La Ley Orgánica recoge, entre otras medidas, la posibilidad de que el presidente y el vicepresidente del órgano amplíen su mandato hasta la renovación completa del Tribunal en caso de que éste se halle cercano en el tiempo, lo que, en la práctica, permite a María Emilia Casas y Guillermo Jiménez alargar su mandato hasta diciembre.

Además, Astarloa no dudó en tachar la norma de "ley Casas" y aseguró que su motivación viene de que "el Gobierno no quiere elecciones y blinda a la presidenta". Agregó que la enmienda "es una operación oportunista", que concuerda con las últimas actuaciones del Gobierno en el Tribunal Constitucional, "invitando" al magistrado Pablo Pérez Tremps a dimitir, tras ser apartado de la resolución del recurso del PP contra el Estatuto de Cataluña, y con "nuevas recusaciones".

En opinión de Astarloa, la reforma de la ley orgánica tiene muchos aspectos criticables, pero hizo especial hincapié en que no introduce el recurso previo de los estatutos de autonomía. "La experiencia muestra nítidamente lo desaconsejable de que entren en vigor Estatutos que son modificaciones totales de los mismos", porque ahora "el TC se va a ver obligado a pronunciarse después de un referéndum", insistió. Por último, también recordó que Fiscalía General del Estado calificó de "deficiente" el proyecto.

"Visión melodramática"

Mientras, el socialista Ramón Jáuregui rechazó la visión "melodramática" del PP y recordó que había consenso hasta que los populares pusieron condiciones "que excluían al resto del arco parlamentario". Además, señaló que la presidenta del TC calificó la reforma como "absolutamente necesaria y extraordinariamente urgente", ya que su objetivo principal es agilizar el recurso de amparo para que sea "de verdad" algo excepcional, y al mismo tiempo evitar la "conflictividad" con el Tribunal Supremo.

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, explicó que votaba en contra de la ley principalmente porque no aborda una de sus reivindicaciones históricas como que las normas forales sólo puedan ser revisables por el Constitucional, un asunto que el PSOE prefiere dejar para otro momento y otra legislación. Además, criticó que en su "breve" tramitación "se ha librado una batalla en el reforzamiento del Supremo y del Constitucional. "Hay un partido que considera al TS más afín con su ideología, y el PSOE considera susceptible de aproximación a la suya al TC", remachó.

Igualmente, la diputada de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Lasagabaster, criticó que la reforma no incluya ciertas reclamaciones como la planteada por el PNV, que, explicó, es una petición antigua de las Juntas Generales. Por este motivo, las dos formaciones vascas más Nafarroa Bai optaron por votar en contra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?