Últimas noticias Hemeroteca

Miles de chiíes protestan contra la ocupación de Irak

Al menos un muerto y 9 heridos en el cuarto aniversario de la caída de Bagdad

Miles de chíies se han echado hoy a la calle en el cuarto aniversario de la caída de Bagdad para protestar por la ocupación americana de Irak. Los manifestantes acuden en multitud a las ciudades santas de Nayaf y Kufa, convocados por el clérigo Múqtada Al-Sader, la figura más carismática de la insurgencia iraquí. Ante el riesgo de una oleada terrorista con coches bomba, en Bagdad se ha prohibido circular durante toda la jornada.

Las protestas dejan ya al menos un muerto y 9 heridos en dos ataques a las caravanas de manifestantes que se dirigían a Kufa y Nayaf.

La carretera entre Bagdad y Nayaf se ha llenado de cientos de coches repletos de pasajeros que ondean banderas iraquíes y entonan cánticos religiosos y eslóganes contra la administración Bush.

No se espera la presencia de Múqtada Al-Sader en las protestas ya que hace meses que no aparece en público, aunque puede que se lea un comunicado en su nombre. La comunidad chií de Irak fue perseguida durante décadas por Sadam Husein y se da la circunstancia de que una de sus víctimas fue el padre del clérigo radical.

El ejército estadounidense cree que el clérigo ha huido a Irán aunque sus correligionarios insisten en que se encuentra dentro del país. La milicia de al Sáder ha tratado de pasar desapercibida durante la nueva ofensiva sobre Bagdad, a pesar de ser considerada por Washington como la principal amenaza para la estabilidad del país.

"Se requiere hacer oír a todo el mundo el rechazo de los iraquíes a la ocupación. La permanencia de las tropas estadounidense en Irak depende del pueblo iraquí, por lo que nadie tiene derecho a prorrogarla o pedirla", ha dicho el líder chií en un comunicado leído el pasado viernes en su representación por el jeque Abdul Hadi al Mohamadawi.

Se espera que las protestas atraigan a cientos de miles de iraquíes enfurecidos con la violencia que recorre el país cuatro años después de que las fuerzas estadounidenses derrocaran a Sadam.

Toque de queda

"Nuestros sentimientos son los de cualquier iraquí que quiere la soberanía y la libertad para su país", opina Abbas Kadhem, un joven bagdadí de 27 años. "Respondemos a la llamada de Múqtada al Sáder para conseguir la libertad y pedir la retirada de las tropas".

Hace un mes, al Sáder dijo que "las condiciones del país habían empeorado debido a una ocupación que ha conseguido derrocar a Sadam pero que, al mismo tiempo, nos ha traído el fantasma de una falsa democracia".

La policía ha impuesto el toque de queda en Bagdad a todo tipo de vehículos entre las 5.00 y las 17.00 hora local (siete de la mañana a siete de la tarde, hora peninsular española) para prevenir ataques con coche bomba.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?