Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

100.000 familias iraquíes han abandonado sus casas en el último año

La Cruz Roja asegura que las condiciones de seguridad de los civiles han empeorado en Irak

Cuatro años después de la ocupación de Irak por Estados Unidos, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) asegura en un informe publicado hoy que el conflicto está inflingiendo un "inmenso sufrimiento" a la población iraquí. La organización calcula que la violencia sectaria ha obligado a unas 106.000 familias a abandonar sus hogares desde febrero de 2006, cuando se agravó la inseguridad tras el atentado a la mayor mezquita chíi del país, explicó esta mañana el CICR.

Las dos terceras partes de los desplazados son mujeres y niños, precisó el responsable de Operaciones del CICR, Pierre Krahenbuhl, quien sostuvo que los tres principales problemas identificados son la inseguridad, las restricciones de acceso a la atención médica y el aprovisionamiento de agua y alimentos.

Krahenbuhl dijo que Irak es el "entorno más peligroso" en el que opera su organización, presente en la mayoría de escenarios de conflicto armado en el mundo.

Sobre los servicios de salud, sostuvo que el personal médico vive bajo amenaza y que se calcula que la mitad de los médicos han abandonado el país en los cuatro años transcurridos desde el inicio de la ocupación de las fuerzas multinacionales, lideradas por EEUU.

Testimonios de iraquíes

En el informe de la Cruz Roja, titulado 'Civiles sin protección. La crisis humanitaria en Irak que no deja de empeorar', la organización humanitaria recoge varios testimonios de la población sobre sus vivencias cotidianas.

"Fui asaltado por varios pistoleros que me dieron dos horas para abandonar mi casa junto con mi mujer y mis tres hijos. Nos echaron a patadas", dice Saad, un ingeniero de Hurriya, un barrio de Bagdad.

Una mujer de un detenido expresa su desesperación: "Hace años que no veo a mi marido. Desde que fue detenido no he sabido nada de él y he tenido que llevar yo sola la casa y a los niños".

Un sufrimiento insoportable

El CICR cuenta en Irak con 415 empleados locales y otros 57 internacionales, que realizan sus actividades en el norte del país y en Jordania, y para ello cuenta con un presupuesto de 35 millones de euros.

El director de Operaciones del CICR, Pierre Krahenbuhl, calificó el sufrimiento de los hombres y mujeres iraquíes como "insoportables e inaceptable".

Krahenbuhl no quiso confirmar la cifra de cien muertos diarios a causa de la violencia sectaria en la que Irak se ha sumido, una media que ha sido mencionada por otros organismos humanitarios y Naciones Unidas.

"No tenemos posibilidades de hacer ninguna verificación en el terreno o de documentar los casos", ha dicho.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?