Martes, 28 de Junio de 2022

Otras localidades

"Oí sonar el móvil cinco veces: una, dos, tres, cuatro, cinco, y... Dos personas hicieron de escudo"

El comisario de la Policía Científica asegura que no su participación en la investigación fue en un segundo plano

Las preguntas intencionadas de los abogados al comisario Santano han dejado en evidencia su participación en segundo plano en la investigación del atentado porque entonces no era jefe de la Policía Científica; no intervino en la furgoneta Kangoo ni en la mochila bomba. Ni siquiera fue a los escenarios de la masacre ya que "lo lógico era que estuviera en mi despacho".

El comisario Santano ha pasado sin pena ni gloria, no se le preguntó por el famoso ácido bórico, aunque se intentó destapar la sospecha de que él fue del PSOE en aquellos días, teoría de la conspiración en estado puro, informa Javier Álvarez.

Santano está acusado junto a otros tres mandos policiales de falsificar un informe aportado al sumario por los atentados, promoviendo la supresión de un comentario de los tres peritos que lo elaboraron y que relacionaron el hallazgo de ácido bórico a un procesado por el 11-M, Hassan El Haski, con un comando de ETA.

El comisario Santano no ha podido escuchar otro testimonio estremecedor, una nueva víctima de las explosiones que vive de milagro: otra persona hizo de escudo y eso le salvó. "Estaba adormecido. Oí sonar un móvil cinco veces y acto seguido se produjo la explosión".

La 'suerte' de los supervivientes

La sesión de hoy ha comenzado con la declaración de varios miembros de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Entre los testimonios de los agentes que trabajaron en la investigación de los atentados, se intercala el relato de víctimas y testigos de los ataques. Una empleada de cercanías Renfe ha relatado cómo se extrañó al vender un billete a un hombre que habló con ella con una bufanda puesta sobre la boca, a pesar de las dificultades que tuvieron para entenderse.

También ha sido el turno de un hombre que el 11 de marzo cogió la línea de 9 de metro momentos después de los ataques. Tras una pregunta del abogado de la AVT ha relatado lo que ocurrió en una de las estaciones. "Entraron unos músicos en el vagón y alguien comentó que 'no era el momento' de cantar; una mujer respondió; 'venga, por favor, que coño tendrá que ver eso'. Tras dejar el metro y llegar a su trabajo, el hombre asegura que reconoció la cara de esa mujer en la de Josune Oña, una etarra buscada que aparecía en un correo electrónico que le habían mandado.

La preocupación de otro de los testigos, que viajaba en uno de los trenes que explotó era no dormirse. "No fallecí porque estaba a metro y medio de la bomba". Según ha relatado, se quedó atrapado durante 20 minutos, hasta que de disipó la columna de humo que provocó la explosión. Militar de profesión, ha reconocido que tras el 11-M tuvo que dejar las armas porque tiene días que "pierde el control". Después de 30 meses de la matanza, reconoce que ha mejorado mucho, "aunque tiene insomnio y trastorno alimentario" y "como consecuencia de la citación lleva dos días sin dormir".

Descontrol en 'Mina Conchita'

Uno de los guardias civiles que inspeccionó la mina Conchita, explotación de la que salió la dinamita con la que se fabricaron las bombas del 11-M, ha relatado hoy ante el juez el descontrol del que fue testigo al inspeccionar la zona de la mina meses después de los atentados.

La falta de seguridad de la mina asturiana ya quedó patente ayer con el testimonio de varios mineros, que relataron cómo había cajas de 25 kilos de dinamita sin control alguno. Este testimonio se ha completado hoy con la declaración de los agentes que inspeccionaron la mina el 18 de junio de 2004.

El agente ha contado que encontraron dinamita Goma 2 Eco y Goma 2 Ec detrás de un cartón y cartuchos "desperdigados" entre unas rocas. Aquel día fueron a la zona donde está Conchita con la intención de tomar "muestras de tierra" del interior y exterior de la mina y "recoger tornillería si había".

Encontraron cuatro bolsas "unas estaban abiertas y otras cerradas", aunque tampoco ha sabido precisar cuáles. También había "unos 16 o 17 cartuchos -ha contado- desperdigados entre unas rocas".

Víctima del 11-M: "Me salvaron la vida dos personas que hicieron de escudo"

Sontano, comisario de la Policía Científica: "No fui a los lugares de los atentados"

Santano, sobre el 'caso ácido bórico': "Me enteré por la prensa"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?