Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un informe describe Irak como un país al filo del colapso con varias guerras civiles

El gobierno iraquí apenas controla el territorio, según un centro de estudios

Un gobierno irrelevante, grupos sectarios poderosos y enfrentados, ciudades convertidas en teatros sin ley. Irak se asoma al precipio del colapso y vive "no una sino varias guerras civiles", según un informe publicado hoy por el centro de estudios británico Chatham House. Justo cuando se anuncia que Irán y Estados Unidos se sentarán a dialogar, el estudio recomienda entablar negociaciones con los grupos de la insurgencia y reconocer la autoridad del líder chií Múqtada Al-Sader.

"El Gobierno iraquí es sólo uno de los muchos actores que funcionan como un Estado. La política iraquí está regionalizada y es necesario que se reconozca que esa es la naturaleza política de Irak", resume el informe elaborado por varios expertos en Oriente Próximo.

El estudio, que lleva por título 'Aceptar la realidad en Irak', acusa a Estados Unidos y Reino Unido de haber fracasado con su análisis de Irak, en particular sobre las estructuras sociales del país.

"Se puede argumentar que Irak está a punto de convertirse en un Estado fallido que afronta la posibilidad del colapso y la fragmentación". El pasado marzo se cumplieron cuatro años de la invasión del país árabe por tropas internacionales lideradas por Estados Unidos.

Importante presencia de Al Qaeda"

Al Qaeda tiene una presencia "muy real" en Irak, sobre todo en grandes ciudades del centro y el norte del país, como Bagdad, Kirkuk y Mosul, según Chatham House.

Respecto a una futura salida del conflicto, los expertos advierten de que Irak "no puede 'normalizarse' en cuestión de meses sino que llevará años". La única salida, dice el informe, pasa por reconocer como interlocutores legítimos a los grupos de la insurgencia e integrar a los países del entorno.

Entre esos líderes, se menciona expresamente al líder de los chíies en Irak, el clérigo Múqtada Al-Sader, principal figura de la oposición a la ocupación. Para Estados Unidos y Reino Unido, Al-Sader es, simplemente, un terrorista.

"Sólo comprometiendo a los líderes que tienen credibilidad entre la población puede haber alguna oportunidad para llegar a una solución política". El estudio pone como ejemplo la cumbre de principios de mayo en Sharm al-Sheikh entre los países árabes y Estados Unidos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?