Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

El Partido Popular ensalza la nación española en su mitin de cierre de campaña

Rajoy se compara con Sarkozy en Francia y Merkel en Alemania

Gallardón dijo: "No podemos admitir el terrorismo, se llame ETA, Batasuna o ANV". Aguirre explicó: "No vale irse a pactar con ETA". Rajoy remachó: "Quiero un Gobierno en el que se pueda confiar". La campaña electoral para las elecciones del domingo terminó como empezó. Demasiado cerca de la política nacional, demasiado lejos de la política local. Palabras sobre la unidad de España, alabanzas a la "gran nación española". En el mitin final de Madrid, el Partido Popular reunió a unas 16.000 personas en el recién construido Palacio de los Deportes, en un acto donde las propuestas quedaron oscurecidas por las proclamas.

Alberto Ruiz-Gallardón, candidato a alcalde de Madrid en las próximas elecciones municipales y autonómicas, empezó su discurso mirando el reloj. El público rugió cuando su nombre sonó por los altavoces, pero algunos detalles delataron cierta frialdad entre el orador y su público. Brincó cuando se lo pidieron, pero quedó artificial. Respondió a los vítores que le dedicaban, pero con cierta sorna.

"Estoy orgulloso de estar en un partido fundado por Fraga, que llevó a la presidencia Aznar, que dirige ahora mismo Rajoy", empezó Gallardón. Luego mencionó muy brevemente unas cuantas vagas propuestas de su programa y añadió: "por encima de cualquier otra cosa preferiría trabajar por mi nación antes que nada". Los principales invitados, la mayoría miembros del Gobierno autonómico y municipal, el ex presidente Aznar y su esposa, Ana Botella, concejal del Ayuntamiento, miraban distraídos al tendido, se hacían guiños entre ellos, aparentemente ajenos al discurso que el público seguía con fervor.

Esperanza Aguirre, candidata a la presidencia, siguió donde lo dejó Gallardón. "No vale estar con las víctimas y al mismo tiempo irse a pactar con ETA" ¡Viva España!, le respondían desde el público. Vestida con chaqueta roja ajusta y falda con vuelo a juego, Aguirre dedicó sorprendentemente un tercio de su discurso a agradecer a todo el mundo todas las cosas posibles. Agradeció a sus asesores, al director de campaña, al público… así hasta a la prensa.

Rajoy copia el discurso de Sarkozy

Pero las alabanzas a España, llegaron a su apoteosis con la intervención de Mariano Rajoy. Más rígido que Aguirre tanto en el discurso como en los gestos, Rajoy mimetizó el estilo del conservador Nicolas Sarkozy, recién elegido presidente de Francia. Palabras idénticas a las oídas en la campaña francesa: "Queremos revalorizar el trabajo, el mérito en el trabajo, la disciplina en las escuelas". El mismo Rajoy habló de "un partido de centro, el partido de la libertad, un partido como el de Merkel en Alemania o el de Sarkozy en Francia".

Rajoy criticó la falta de iniciativa del Gobierno de Zapatero y tuvo palabras de elogio para sus compañeros en el País Vasco. Con un tono más pausado y moderado que Aguirre o Gallardón, el candidato a La Moncloa quiso desgranar con más detalle sus promesas y midió mucho sus palabras. Futuro, futuro, futuro, Rajoy no se cansó de repetirlo. Como decían las cantantes de Azúcar Moreno al principio del acto, "sólo se vive una vez, sólo se vota una vez".

Rajoy, contento por la campaña realizada

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?