Últimas noticias Hemeroteca

Un soldado que fue expulsado de la mili por ser homosexual recibirá 6.000 euros de indemnización

El hecho sucedió en 1978, durante el tiempo que permaneció en el servicio militar, Pere Carrera sufrió un trato vejatorio por parte de superiores y compañeros por su condición homosexual

Una sentencia del Tribunal Supremo ha concedido hoy una indemnización de 6.000 euros a un recluta que fue expulsado del servicio militar en 1978 por ser homosexual. Sin embargo, aunque el Tribunal reconoce el derecho a indemnización por la razón de su expulsión no concluye que se le remunere por las secuelas que asegura padecer.

Durante el tiempo que permaneció en el servicio militar, Pere Carrera sufrió un trato vejatorio por parte de superiores y compañeros por su condición homosexual, provocándole graves secuelas psíquicas que hicieron que intentara suicidarse en varias ocasiones teniendo que ser hospitalizado. Por ello, Carrera exigió responsabilidades a la Administración del Estado por haberle impedido "la estabilidad en uno de los ámbitos fundamentales del desarrollo como persona" y por la marginación sufrida porque en un documento oficial se diera cuenta de su condición sexual.

Una primera sentencia de la Audiencia Nacional estableció una indemnización de 6.000 euros por su expulsión del Ejército por su homosexualidad, pero no tuvo en cuenta las secuelas padecidas por el demandante, por las que exigió cerca de un millón de euros. Por ello, Carrera recurrió la sentencia ante el Tribunal Supremo, por creer que existe una relación entre la experiencia vivida durante 'la mili' y las secuelas que se traducen en "un delirio contra el Ejército Español", si bien el Alto Tribunal consideró suficiente la cantidad fijada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

El nuevo dictamen del Supremo considera que no se puede llegar a la conclusión de que las contínuas depresiones y recaídas físicas que sufre el demandante sean una consecuencia del trato que se le dio durante la prestación del servicio militar, ya que además, uno de los doctores que le examinó determinó que "no sabe cuáles son las causas del delirio", aunque podría ser una supuesta adicción a las drogas sufrida por Carrera entre 1991 y 1995.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?