Últimas noticias Hemeroteca

Las autoridades peruanas centran sus esfuerzos en el reparto de las ayudas y en evitar los saqueos

El gobierno peruano cifra en 496 las personas muertas, 1.500 las heridas y más de 200.000 afectadas

Los servicios de emergencia han rescatado 127 cuerpos de la iglesia de San Clemente en Pisco. Nadie ha sobrevivido allí al terremoto que el miércoles asoló el sur de Perú y que ha dejado alrededor de 500 fallecidos. A pesar de este hallazgo, y del paso del tiempo desde que tuvo lugar el seísmo no se pierde la esperanza de poder encontrar personas vivas que estén entre escombros.

Marta Valdivieso, portavoz de Bomberos sin Fronteras, que se encuentra ahora en Perú, ha afirmado que todavía existen esperanzas de que haya gente con vida entre los escombros y que hasta que no entren los perros no se podrá confirmar nada.

Reparto caótico de la ayuda internacional

Por otra parte, aunque ya ha comenzado a llegar la ayuda internacional el reparto está siendo caótico debido a los daños que el terremoto ha causado en las principales carreteras peruanas, como la Panamerica Sur. Ésto ha enfadado a gran parte de la población y muchos han asaltado los camiones que traían las primeras ayudas.

Por ello, el Gobierno de Perú ha decidido redoblar hoy la seguridad en la costa central con el despliegue de unos 600 soldados, ha anunciado el ministro de Defensa, Allan Wagner. "Estamos duplicando el número" de soldados y "esperamos llegar al final de la tarde a mil efectivos", dijo en Pisco, en declaraciones a los periodistas.

Actualmente hay unos 400 soldados en la zona de desastre que junto a 600 agentes de la Policía intentan frenar los múltiples saqueos, principalmente nocturnos, registrados desde el miércoles.

Agua potable, alimentos y medicinas son las principales demandas del Gobierno de Perú a los donantes internacionales para paliar las consecuencias del gran terremoto. La cifra de damnificados asciende ya a los 100.000 y hay unas 17.000 viviendas destruidas. Entre tanto, en ciudades como Pisco o Ica, no hay ningún servicio mínimo, ni de agua ni luz y el Ejército patrulla las calles para evitar saqueos.

El principal problema el miedo de la gente

Un vecino de la zona de Nica ha explicado para la radio local cuál es el principal problema al que se enfrentan ahora: "La gente tiene temor de entrar a sus casas. Muchos los hacen entrar en sus casas a punta de pistola y se lo llevan todo. Se está produciendo una especie de psicosis".

La otra cara del terremoto la van poniendo historias concretas, como la de la mujer que ha dado a luz en un hospital de campaña en Ica. El médico que la ha atendido afirmó tras el parto su orgullo por traer a la vida el "primer ser después de este desastre".

Marta Valdivieso, portavoz de Bomberos sin fronteras: "Tenemos la esperanza de que haya supervivientes"

Médico: "Nació un bebe en medio del dolor. Hemos traído a la vida al primer ser después de este desastre"

La Secretaria de Estado para Iberoamérica, con Trinidad Jiménez: "La ayuda incluye sobre todo plantas eléctricas, potabilización de agua y medicinas"

Vecino de Ica: "El problema principal es que la gente tiene temor de entrar a sus casas"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?