Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

El deshielo del Ártico de este año es 5 veces la superficie de España

El cambio climático provoca un fenómeno sin precedentes que lleva las últimas previsiones a un derretimiento polar para el 2020

En la imagen de arriba, el Ártico en septiembre de 2005; abajo, dos años después. /

El investigador Miguel Alcaraz respalda las previsiones de un derretimiento del Ártico, estimado ya para el 2020. Desde Greenpeace sostienen que todo va más de prisa que las estimaciones científicas.

El cambio climático es uno de los temas más complejos en la discusión internacional, ya que los intereses económicos y energéticos de los países avanzados impiden el compromiso en el cumplimiento de los protocolos que pretenden reducir el efecto invernadero.

El derretimiento del hielo del Artico, este año ha alcanzado un tamaño de entre cuatro y cinco veces la superficie de España.

"Esto puede formar parte de un ciclo, pero está impulsado y reforzado por la actividad humana" sostiene Miguel Alcaraz, investigador del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona.

Las recientes previsiones de la NASA aseguran que a este paso, el derretimiento de los hielos del Artico se dará hacia 2020. "Es muy arriesgado poner fechas concretas" dice Alcaraz. Sin embargo, para Raquel Montón, portavoz de Greenpeace en España, "el año pasado se hablaba de 2040 y ahora es 2020. Todo va más de prisa de lo que los científicos prevén".

Las consecuencias concretas de este derretimiento provocarán una aceleración de los fenómenos climatológicos sorprendentes, ya que "el Artico es uno de los principales reguladores del clima del planeta. Su deshielo provocará que el clima esté aun más loco" advierte Montón.

El mayor problema que el Artico enfrenta es la voracidad energética de los países más avanzados como Canadá, EE.UU., y Rusia, que son los más interesados en aprovechar la eventual riqueza ictícola y de posibles reservas de gas, petróleo y minerales. El derretimiento del Paso del Noroeste habilitará un acceso inmejorable para la navegación de buques cargueros, que podrán unir el Atlántico con el Pacífico ahorrándose unos 7000 kms de ruta marítima.

Alcaraz es pesimista ante la expectativa de que se logre un acuerdo internacional como el firmado en la Antártida, donde las bases están destinadas a la investigación, y no a la explotación de las riquezas del continente blanco. "Esto es impensable en el Artico ya que ya países que prácticamente están pegados", y la logística sería mucho más económica que los emprendimientos hacia el Polo Sur.

El negocio de un Polo derretido

La apertura del Paso del Noroeste, que se puede apreciar claramente en lo foto satelital que acompaña esta nota, se convierte en un beneficio económico notable para el transporte marítimo, pues ese paso le permitiría ahorrar a los buques cargueros hasta unos 8000 kms para unir el Atlántico con el Pacífico.Canadá y Rusia han dado pasos definitivos para quedarse con la "torta" del Artico, unos para controlar el tráfico marítimo y otros por encontrar riquezas energéticas como gas y petróleo.Canadá ya instala una base militar, mientras que Rusia investiga la plataforma marina de la zona y ya ha solicitado a la Comisión de Límites Internacional que incluya esa área como parte de su territorio.La guerra por el control del Polo Norte se ha desatado, y según Greenpeace, cinco países pretenden afectar la vida de todo el planeta.

Negocios a costa del Ártico, en Hoy por Hoy

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?