Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Tsonga acaba con la andadura de Nadal en el Abierto de Australia

El francés, que se confirma como la revelación de la cita, ganó en tres sets al español (6-2, 6-3 y 6-2)

Rafa Nadal y Jo-Wilfried Tsonga se saludan al término del partido

El tenista español Rafa Nadal se despidió del Abierto de Australia, primer ''grande'' de la temporada, a las puertas de la final al caer contra pronóstico en semifinales frente al francés Jo-Wilfried Tsonga, que se ratificó como la gran sorpresa de esta edición del torneo.

El número dos del mundo sufrió un duro correctivo ante el galo, 38 del mundo, que se impuso por 6-2, 6-3 y 6-2 después de 117 minutos de juego en un choque en que no fue capaz de transformar ni una sola de las escasas bolas de ''break'' (3) que le concedió su sólido rival.

Así, el manacorí encajó su primera derrota en las semifinales de un ''grande'' pues en las cinco anteriores que había disputado -las tres últimas de Roland Garros y las dos de Wimbledon- había logrado colarse en la final.

Hoy, en cambio se quedó a un paso de unirse a la exigua lista de españoles que han disputado el título en Australia y que conforman Juan Gisbert (1968, último año que el torneo era para amateurs), Andrés Gimeno (1969) y Carlos Moy (1997), en el apartado masculino, y Arantxa Sánchez Vicario (1994 y 1995) y Conchita Martínez (1998), en féminas.

A pesar de que partía con la ventaja de la inexperiencia de su rival en estas lides, que nunca había disputado unas semifinales de un ''Grand Slam'', y con el aval de haberle vencido en el único duelo previo -tercera ronda del pasado Abierto de Estados Unidos-, Nadal sólo estuvo cómodo sobre la pista los dos primeros puntos.

Tsonga presiona desde el inicio

El balear se vio rápidamente sorprendido con un ''break'' en el segundo juego tras una buena subida a la red de un Tsonga que saltó a la pista muy agresivo, en un claro homenaje a su idolatrado Muhammad Ali.

El francés, que ha dejado por el camino al escocés Andy Murray, el francés Richard Gasquet y el ruso Mikhail Youzhny, se movía por la Rod Laver Arena sin ningún tipo de complejo y aumentó su renta (4-1) con un juego en blanco para terminar adjudicándose la manga con una nueva rotura tras 32 minutos de juego.

Perder el primer set, hizo mucha mella en el español que tuvo que echar mano del ''ojo de halcón'' para salvar la primera bola de ''break'' que tuvo que defender en el segundo juego de la segunda manga. A partir de ahí, mejoró ligeramente su tenis, pero no era capaz de quebrar la resistencia de su adversario.

17 "aces" del francés

Tsonga, jugador de su misma generación, pero que explotó en el pasado Wimbledon, se puso por delante en el electrónico en el octavo juego (5-3) y cerró la manga con tres puntos directos de saque, uno de sus principales baluartes en el choque ya que firmó 17 ''aces''.

El tenista de Le Mans, ganador del US Open en categoría júnior, nunca perdió la cara al choque ni siquiera cuando Nadal dispuso de sus tres únicas bolas de rotura del partido -en el segundo juego del tercer set-.

Tras salvar ese momento complicado, ganó aún más confianza y arrebató el servicio a su rival en el siguiente juego para encarrilar un cómodo triunfo ante un Nadal que se va de la cita de un modo injusto.

No en vano, el manacorí, que sólo logró 13 ''winners'' por los 49 de su rival, se despide de Australia por la puerta de atrás al haber disputado un pobre encuentro después de diez días de tenis a su máximo nivel.

Mientras que Tsonga se medirá en la final al vencedor del encuentro que disputan mañana (9.30 hora española) el suizo Roger Federer, número uno del mundo y tricampeón del torneo, y el serbio Novak Djokovic, número tres del escalafón.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?