Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Microsoft, ¿héroe o villano?

La 'blogosfera' acoge con cautela el anuncio del gigante informático de liberar sus códigos

Madrid

"Asegurar las conexiones abiertas, promover la portabilidad de datos, aumentar el apoyo para los estándares industriales y buscar un compromiso más abierto con clientes e industria, incluidas las comunidades de código abierto", las palabras de Steve Ballmer, el consejero delegado de Microsoft son una declaración de intenciones, quizás un cambio de filosofía en una empresa que se ha caracterizado por gozar de una posición dominante en el mercado.

El anuncio que viene a ser un compromiso por ser más "transparentes" tuvo una trama similar a las de película de intriga. Microsoft comunicó a los medios de comunicación de 43 países que tenían un anuncio importante, a las pocas horas de sembrar la intriga, por medio de una conferencia telefónica se comprometieron a ser buenos con la competencia.

Un hecho que deja algunas dudas en los medios de comunicación. Cinco Días, relaciona este hecho con las presiones de la Comunidad Europea, que ha investigado en más de una ocasión al gigante de Redmond por prácticas comerciales: "Microsoft cede ante la UE y abre sus secretos a la competencia", afirma Cinco Días en su titular. Perspectiva compartida también con The New York Times que en la primera frase de su artículo, dedicado a la decisión de Microsoft, asegura que la compañía "satisface a los funcionarios europeos". El diario recoge a su vez las declaraciones vertidas por la Comisión Europea que aseguró que "vería con agrado cualquier movimiento hacia una verdadera interoperabilidad".

Si las dudas las siembra incluso Europa es normal que algunos blogs sean escépticos al anuncio del gigante:"Antes que nada, aclarar que Microsoft no va a abrir el código de sus programas"; previa advertencia, Genbeta explica el matiz que le ha llevado a dicha conclusión: "En el caso de aplicaciones de código abierto, podrán utilizar estos protocolos, aunque tengan patente, sin miedo a que Microsoft les denuncie por ello. Es decir, ofrece una licencia gratuita, pero cuidado, pues la frase exacta es non-commercial distribution. Es decir, ¿las distribuciones que se pongan a la venta incluyendo este código sí tendrán que pagar por las patentes? Siguiendo la licencia al pie de la letra parece que sí".

No todo es pesimismo. Más esperanzador se muestra Enrique Dans en su bitácora quien reconoce que la noticia es sorprendente: "Si me hubiesen dicho que iba a escuchar algo así de la boca de Steve Ballmer, cuya marcha de la compañía creía necesaria para poder dar pasos en este sentido, no lo habría creído". A pesar de ello Dans concluye con una reflexión sobre la acogida de la noticia por parte de la blogosfera quien tomará la noticia "con mucho, muchísimo cuidado, y con razón. No sólo porque la noción de el enemigo común es uno de los pegamentos fundamentales que dan coherencia a algunas de estas comunidades, sino porque está precedido de tantos agravios, tanto desprecio, tanto odio y tantas malas maneras a lo largo de tanto tiempo, que resulta casi difícil de encajar. El anuncio sólo apunta una dirección, no garantiza nada, pero creo sinceramente que lo hace poniendo mucha, mucha carne en el asador".

El tiempo encauzará la dirección del "nuevo cambio estratégico" de Microsoft, incluso sus rivales prefieren no pronunciarse y que "cada uno saque sus propias conclusiones". Quizás resulte paradójico que una de las peticiones más clamorosas -y que ha servido como arma arrojadiza a la competencia y detractores- pueda llegar a ser perjudicial para el resto de empresas ahora que Microsoft asegura que abrirá sus códigos, lo que proliferará la investigación y avance de sus programas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?