Últimas noticias Hemeroteca

La intranquilidad vuelve a los mercados ante la avalancha de malos datos económicos

El Ibex baja el 2,49% y pierde el índice de los 13.000 puntos. El brent bate un nuevo récord y supera los 137 dólares por barril. El Euribor marca su máximo histórico mientras que el dato de paro de EEUU, el peor en 22 años

Nueva jornada turbulenta en los mercados. La avalancha de malos datos macroeconómicos y empresariales que se han sucedido desde la mañana han devuelto la intranquilidad a la economía. El primer susto de la mañana vino de la mano de una noticia de The Wall Street Journal, que publicaba que la Comisión del Mercado de Valores (SEC) investigaba si la aseguradora AIG exageró el valor de derivados de créditos ligados a hipotecas de alto riesgo (subprime). En España se conoció también el dato del Euríbor, que marcó un nuevo máximo histórico diario en el 5,418% después de que el presidnte del BCE, Jean-Claude Trichet anunciara un posible aumento de tipos.

Dos noticias más remataron una jornada que había arrancado torcida: el dato de paro en EE UU, que en mayo experimentó el mayor alza en un mes desde 1986, y, una vez más, el precio del petróleo. El crudo de referencia en Europa cerró por primera vez por encima de los 137 dólares, alentado por la debilidad del dólar.

El principal indicador del mercado español, el Ibex 35, ha bajado en la sesión de hoy 329,50 puntos, el 2,49%, hasta los 12.909,80 puntos. Es la sexta mayor caída del año. Entre los grandes valores del mercado, Santander ha terminado la jornada con un descenso del 2,89%; Telefónica, del 2,11%; el BBVA ha perdido el 3,24%; Iberdrola, el 2,56%, mientras que Repsol sólo ha bajado el 0,11%. La jornada ha venido marcada por los malos datos de la economía de Estados Unidos. El parqué madrileño cierra su peor semana desde mediados de enero, con un retroceso del 5,08% y una caída acumulada desde el comienzo del ejercicio del 14,97%.

El Índice General de la Bolsa de Madrid se ha colocado en las 1.392,25 unidades, tras retroceder el 2,27%. El volumen de negocio ha sido de 4.636 millones de euros, de los que 714 millones correspondieron a Telefónica, 778 al Santander y 527 millones al BBVA.

Todos los grandes valores han bajado: el BBVA, el 3,24%; Banco Santader, el 2,89%; Iberdrola, el 2,56%; Telefónica, el 2,11% y Repsol, el 0,11%. Ferrovial ha encabezado las pérdidas del Ibex y ha cedido el 4,57%, mientras que Acciona ha bajado el 4,52%; Iberia, por el alto precio del petróleo, el 4,46%, e Inditex, que presentará la próxima semana resultados, cedió el 4,13%.

Ocho valores concluyeron con pérdidas de entre el 3 y el 4%; en tanto que diez valores cedieron entre el 2 y el 3%. Sólo ha subido una empresa del Ibex, Grifols, el 0,75%, mientras que Indra repitió cotización y Repsol registró la menor caída.

Los mercados europeos también han sufrido caídas. El índice DAX de la bolsa de Francfort ha perdido 138,02 puntos (el 1,99%).

El paro en EE UU, el mayor en 22 años

La subida del desempleo en EE UU sitúa la tasa de paro en el 5,5%, en un mes en el que la economía ha perdido 49.000 empleos, ha informado hoy el Departamento de Trabajo. La mayoría de los analistas había calculado que el índice de desempleo subiría sólo una décima y se situaría en el 5,1%.

Este aumento mensual del desempleo ha sido el mayor en 22 años, y la pérdida de puestos de trabajo, la quinta consecutiva. Desde diciembre pasado, la economía estadounidense ha tenido una pérdida neta de 324.000 puestos de trabajo. El informe del gobierno afirma que la cifra de personas sin empleo ha aumentado en mayo en 861.000, con lo que ha llegado a 8,5 millones, éste es el mayor incremento en 33 años.

Los datos indican que los empleadores están reduciendo su personal para proteger sus ganancias, a medida que los precios de las materias primas siguen subiendo y las ventas son más lentas. La debilidad del empleo es otro golpe para los trabajadores en EE UU, ya apremiados por la caída en los valores de las casas, un crédito más restringido y un mayor gasto en combustibles.

Asimismo, el informe debilita el argumento de algunos analistas que sostenían que Estados Unidos no se encuentra en un periodo de fuerte ralentización económica porque el índice de desempleo se había mantenido bajo. Las pérdidas de puestos de trabajo en mayo se concentraron en la construcción, el sector manufacturero, el comercio minorista y los empleos temporales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?