Sábado, 31 de Octubre de 2020

Otras localidades

Celtics 108 - Lakers 102: Remontada sin premio para los de Los Ángeles

Pero cuando todos daban por sentenciados a los californianos, una increíble reacción, liderada por Bryant, hizo soñar a los Lakers, sin embargo, no pudo ser

Los Celtics de Boston exprimieron al máximo su ventaja de campo en la Final de la NBA y colocaron el 2-0 en la serie al mejor de siete partidos al vencer hoy por 108-102 a los Lakers de Los Ángeles, con una sensacional actuación de Paul Pierce, autor de 28 puntos y ocho asistencias.

Aunque los locales dominaron durante gran parte del encuentro, a punto estuvieron de dilapidar una renta de 24 puntos en el último periodo (95-71).

Garnett añadió 17 puntos y 14 rebotes, mientras que Kobe Bryant sumó 30 puntos y ocho asistencias. Pau Gasol firmó 17 tantos -13 de ellos en la primera mitad- y 10 rebotes.

Existían ciertas dudas sobre el estado físico de Pierce debido al esguince en la rodilla derecha que sufrió en el primer encuentro, pero el capitán local se encargó de despejarlas con un inicio arrollador y colocando, en dos minutos, sendas faltas personales a Vladimir Radmanovic.

Buen papel de Gasol

Igual de dominante arrancó Gasol, perfecto en el tiro durante el primer cuarto, guiando a los californianos durante los compases iniciales (8-15), aunque un triple de Ray Allen devolvió las tablas al marcador (17-17).

Bryant, además de volver a protagonizar un arranque dubitativo (1/4 en tiros de campo), tuvo que sobreponerse a los problemas de personales (dos en diez minutos) y a la exigente defensa de Allen, de nuevo pletórica.

Sin su líder en cancha, los angelinos bajaron en intensidad y la segunda unidad del conjunto de Phil Jackson permitió a los Celtics sumar un parcial de 10-0, con un Pierce muy entonado, para darle la vuelta al partido (30-22).

Cadena de errores

Para entonces, los Lakers ya habían sufrido nueve pérdidas de balón, más que en el primer duelo, y el ala-pívot Leon Powe, con ocho puntos en siete minutos, se revelaba como el factor sorpresa en la pintura para los de Massachusetts (36-26).

Los angelinos, espesos en ataque, no encontraban el ritmo y les costaba horrores imprimir velocidad a su juego. Aunque lograron acercarse a cuatro puntos (41-37, tras dos más uno de Gasol), Pierce y Allen anotaron dos triples consecutivos para volver a situar la renta en diez puntos.

El base Rajon Rondo, desde la personal, hurgó en la herida hasta dejar la diferencia en doce tantos al descanso (54-42). Los Celtics habían lanzado hasta entonces 19 tiros libres. Los Lakers, dos.

Genial PierceRecortando distancias

Tan sólo un espejismo, porque entre los errores de Radmanovic y el estado de gracia en el que se encontraba Pierce, los Celtics volvieron a poner tierra de por medio con un parcial de 15-2 para situarse con veintidós de diferencia (83-61).

El baño era antológico y a falta de un cuarto, la victoria de los Celtics se intuía inapelable. Powe, enérgico e intenso, continuó su gran actuación con más minutos de calidad en el último periodo, todo un suplicio para los Lakers, impotentes ante el vendaval local.

Restaban 7:40 para el final del partido y los Lakers caían de 24 (95-71). Pero cuando todos daban por sentenciados a los californianos, una increíble reacción, liderada por Bryant, hizo soñar a los Lakers, que redujeron a dos la diferencia (104-102) a falta de 38 segundos.

Sin embargo, a Pierce no le tembló el pulso desde la personal y cortó de raíz las ilusiones angelinas. La serie se desplaza ahora a Los Ángeles, donde el próximo martes se disputará el tercer partido.

Una de las más grandes remontadas en la historia de los "play-offs" se quedó, finalmente, sin premio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?