Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

El desmantelamiento de una conspiración

Una retrospectiva de los momentos más importantes de la conspiranoia

La teoría de la conspiración fue demolida, ladrillo a ladrillo, en la sentencia del juicio del 11-M. Una retrospectiva repasa los momentos más importantes de la conspiranoia

La autoría de ETA

El Gobierno de José María Aznar mantuvo la autoría del grupo terrorista vasco desde el primer momento. "No descarto ninguna conexión" [entre el 11-M y ETA] aseguraba el entonces presidente. A pesar de que los servicios secretos ingleses, estadounidenses, franceses e incluso los españoles no encontraban los nexos entre los promotores del atentado en Madrid y ETA, para Aznar "todos los terrorismos tienen algún tipo de conexión, todos los terrorismos son iguales".

La conexión entre islamistas y etarras fue negado por toda la cúpula policial durante el juicio y por los etarras citados a declarar, que además se burlaron de quienes habían solicitado su presencia allí.

Los negocios de los asturianos

Uno de los pilares de la teoría de la conspiración era el minero José Emilio Suárez Trashorras. Este asturiano vendió los explosivos utilizados en los atentados de marzo a los islamistas. El congresista popular Jaime Ignacio del Burgo denunció una serie de coincidencias que según el PP, vinculaban los explosivos usados en Madrid con ETA.

Tres años después, con todos los recursos del Estado buscando, las pruebas de esa relación no han aparecido.

Los autores intelectuales

Mariano Rajoy no sólo sustituye a Aznar al frente del PP sino que toma el relevo de las teorías conspirativas. De la mano de Ángel Acebes, entonces secretario de los populares, y Eduardo Zaplana, portavoz popular en el Congreso, Rajoy pone en duda la capacidad del terrorismo islámico para actuar de esa manera. El clavo ardiendo de al que se agarró Rajoy: se encontró a los autores materiales pero había que buscar el cerebro que estaba detrás de ellos, "buscar a los autores intelectuales".

Durante el juicio, uno de los acusados, El Tunecino, aclaró que no hace falta pertenecer a una organización centralizada para llevar adelante atentados como los de Madrid. Las investigaciones sobre las nuevas redes de terrorismo internacional han revelado que funcionan en grupúsculos independientes que no siempre necesitan de una supraestructura para tomar decisiones.

La mano negra y los informes policiales

Para ayudar a aclarar la situación entró en juego Agustín Díaz de Mera el director de la Policía en ese momento. Díaz de Mera aseguró que una mano negra ocultó un informe policial decisivo, el que vinculaba a ETA con el 11-M.

Esas acusaciones que ponían en duda la efectividad de los cuerpos de seguridad, fueron duramente criticadas y tiradas por tierra por varios policías.

Con vergüenza, los agentes desautorizaron a su superior al asegurar que "jamás elaborarían un informe basado en elucubraciones" [y no en pruebas]. Un agente reconoció que "no existe ningún informe que vincule a ETA con el 11-M".

La mochila que no explotó

La teoría conspirativa también se apoyo en un macuto lleno de explosivos sin estallar. La Policía sacó las pistas fundamentales para detener a los culpables de esa mochila y según los conspiranoicos, esa maleta fue manipulada.

Sin ningún pudor dudaron de nuevo de la efectividad, y de la lealtad, de los cuerpos de seguridad del Estado. La sentencia lo negó todo, no encontró pruebas y estableció que no hubo tal manipulación.

El grupo Mondragón

Una furgoneta Kangoo, encontrada en Alcalá de Henares a 30 kilómetros de Madrid, fue el medio de transporte elegido por los terroristas para transportar los explosivos. Según una información del diario El Mundo, en ese vehículo había una tarjeta del Grupo Mondragón, primer grupo empresarial del País Vasco.

El periódico dirigido por Pedro J. Ramirez buscaba de cualquier manera la vinculación vasca. Se equivocó y lo que se halló en la Kangoo fue una cassette del grupo musical Orquesta Mondragón.

Los suicidas de Leganés

Los suicidas de Leganés no se suicidaron o no tenían intenciones de ello fue una tesis apoyada por los medios que jaleaban la conspiración. El juez Bermúdez dictaminó que esta teoría carecía del más mínimo sostén probatorio.

Aznar cree que ETA está relacionada con el 11-M

Un policía niega la existencia de ningún informe que vincule el 11-M con ETA

Noticias relacionadas

  • La teoría de la conspiración fue demolida, ladrillo a ladrillo, en la sentencia del juicio del 11-M. Una retrospectiva repasa los momentos más importantes de la conspiranoia
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?