Martes, 05 de Julio de 2022

Otras localidades

Tres dimisiones en el PP vasco a pocos días del Congreso

Los tres políticos de San Sebastián han mostrado su apoyo a María San Gil

Maribel Melgosa, integrante del Comité Ejecutivo del PP de Guipúzcoa, ha dimitido esta tarde por "el cambio de estrategia" de su partido. Esta mañana una edil de San Sebastián, Carmen Rubio, ha anunciado su retirada conjunta con el también miembro de la Ejecutiva guipuzcoana, Pedro Altuna. Tres dimisiones a dos días del comienzo del congreso regional.

Una dimisión más en el Comité Ejecutivo del PP de Guipúzcoa, la de Maribel Melgosa, que coloca a la sección regional en una situación crítica. Los populares vascos celebrarán su congreso en los próximos días, una cita donde los, denominados, críticos no van a callarse.

Ante "el cambio de estrategia" del partido, Melgosa se ve "en la obligación moral" de acompañar a María San Gil en su retirada. La dimisión coincide con la de la edil del PP de San Sebastián, Carmen Rubio, y el también miembro de la Ejecutiva guipuzcoana, Pedro Altuna, que han hecho público esta mañana que también abandonan su cargo por discrepancias por la deriva de su partido. Los tres han alabado la actitud de la hasta ahora presidenta del partido en el País Vasco, María San Gil.

"Gestos que te helarán la sangre"

El caso de Altuna es muy semejante, el político se retira por sus discrepancias con la "deriva" que a su juicio actualmente está llevando su partido. En un homenaje a San Gil, Altuna ha escrito una carta abierta dirigida a la aún presidenta del PP vasco, María San Gil. En la misiva agradece la labor y la decisión de San Gil al abandonar la primera fila del partido después de comprobar que el líder nacional, Mariano Rajoy, "no merecía su confianza".

"María, has tenido que oír y oirás palabras y verás gestos que te helarán la sangre por parte de personas de corazón de hielo a las que, debido a tu incapacidad para concebir la traición y la falsedad, considerabas tus amigos y compañeros", sostiene la carta.

Altuna lamenta que los "leales" a María San Gil sean denominados ahora "sector crítico", aunque admite que seguirá siendo "enormemente crítico con los responsables de la actual deriva a la que quieren conducir el partido".

"Quienes llevamos durante años jugándonos diariamente la vida en el País Vasco por defender los principios que siempre han constituido el PP, los que durante tantos años, especialmente tú, hemos padecido persecución, incomprensión y desprecio, no lo hemos hecho para culminar esta andadura lanzando guiños a los responsables y cómplices de nuestra situación: los nacionalistas", argumenta.

Altuna considera "incalificable" que en el PP vasco exista un sector que "por puro pragmatismo o por otro tipo de intereses" apueste por "esa ignominia".

La dimisión de la concejala del PP de San Sebastián, Carmen Rubio también ha sido por carta. En la misiva titulada "Gracias, María" explica que no le "resulta fácil formar parte de otro equipo, el que ha triturado" a la presidenta San Gil,

"María, no quiero y no puedo dejarte sola. He estado durante tu liderazgo, luchado a tu lado por mis ideales y en defensa de los principios que comparto contigo, y que son la idea de España como una gran nación, la familia, la libertad y la justicia. Pero sin complejos y con mayúsculas. Sin cambiar el discurso porque ya estábamos en el centro y sin pedir perdón por ser coherentes y firmes", destaca la concejal. Precisa por ello que no le "resulta fácil formar parte de otro equipo", el que "ha triturado" a San Gil, "el que va de simpático, porque la política no es eso. Por eso lo dejo", indica.

Carmen Rubio, de 62 años, vinculada a la UCD en la transición, posteriormente al Partido de la Democracia Cristina (PDP) y al PP desde sus inicios en 1989, donde ocupó cargos internos hasta que se incorporó al proyecto de María San Gil en el Ayuntamiento de San Sebastián, denuncia en su carta lo ocurrido el pasado 19 de mayo en la Junta Directiva Regional en la que la entonces presidenta de los populares vascos reiteró su "quiebra de confianza" en Mariano Rajoy.

En esa reunión María San Gil logró que se adelantara a julio el congreso regional, aunque esta decisión fue aprobada con 28 votos a favor, uno en contra y 32 abstenciones, a las que hace referencia Carmen Rubio, al señalar que "los que le bailaban el agua y le aplaudían, todos a una, votaron en contra".

Críticas a sus compañeros

"Los reunió, habló claro como siempre hizo, pero por lo visto los pobres no entendían nada o no quisieron entenderle. Fue kafkiano. No cabe más bajeza ni cinismo más feroz", añade.

La concejal denuncia además "la envidia y la ambición" que rodeaban a la ex líder popular y pone de relieve que "la ponencia política fue la excusa" y que a partir de ahí "empezaron las mentiras, las descalificaciones, las alusiones a la enfermedad que llevó con tanta valentía...¡Incluso intentaron hacerla pasar por una caricatura del franquismo! ¡A una luchadora por las libertades como ella!".

Carmen Rubio agradece a María San Gil esta "lección de coherencia, honradez y generosidad" así como el ser "tan persona" que ni contesta "a las provocaciones. Algunos, los que más cerca tenías, por la noche sentirán vergüenza", concluye la carta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?