Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Mueren un centenar de talibanes en una ofensiva de fuerzas extranjeras

Unas 4.100 personas han muerto en lo que va de año a causa de la violencia en Afganistán

Un centenar de integristas han muerto en los últimos días en dos operaciones de las fuerzas afganas y de la OTAN en la provincia de Helmand, uno de los bastiones de la insurgencia talibán.

El portavoz del gobernador de la región, Daud Ahmadi, explicó hoy a Efe que un grupo de insurgentes atacó varios puestos policiales que forman el cordón de seguridad alrededor de la capital de la conflictiva Helmand, Lashkar Gah.

Los agentes respondieron al ataque con el apoyo de soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN. Al intercambio de fuego, que se inició anoche, le siguieron ataques aéreos de la ISAF. Según Ahmadi, 62 supuestos talibanes murieron durante el transcurso de esta ofensiva, en la que de momento las fuerzas afganas y extranjeras no han sufrido bajas entre sus filas.

ISAF confirmó su participación

En un comunicado, la ISAF confirmó su participación en la operación y aseguró haber conseguido desbaratar "un ataque combinado planeado por las fuerzas enemigas" contra complejos de las fuerzas de seguridad afganas.

La OTAN detalló que un grupo de insurgentes se aglomeró en las afueras de la capital de Helmand para lanzar un ataque con morteros, al que las fuerzas internacionales y afganas respondieron en un "excelente ejemplo de operación conjunta", que aún continúa.

"Durante el contraataque, las fuerzas de la ISAF llevaron a cabo con éxito un bombardeo en el que múltiples fuerzas enemigas murieron", reza el comunicado, que no especifica el número de víctimas mortales. Tanto la ISAF como la coalición liderada por EEUU, bajo mando directo de Washington, acostumbran a lanzar ataques aéreos cuando las tropas de tierra piden apoyo o en las operaciones de mayor calado.

"Si los insurgentes planeaban un ataque espectacular antes del invierno, esto ha sido un espectacular fracaso", dijo un portavoz de la ISAF, Richard Blanchette. La mayoría de los soldados de la ISAF destacados en Helmand, uno de los principales bastiones de la insurgencia talibán, son británicos.

8.000 ingleses en Afganistán

El Reino Unido tiene unos 8.000 militares desplegados en Afganistán, la mayoría de ellos bajo mando de la OTAN. También en Helmand, las fuerzas afganas y de la OTAN lanzaron el pasado 9 de octubre una operación contra los insurgentes.

El jefe de Policía de la región, Asadulá Shirzad, aseguró hoy a Efe que la ofensiva en el distrito occidental de Nad Ali concluyó ayer y que se ha cobrado la vida de unos 40 insurgentes.

Los combates han obligado a muchas familias a abandonar la zona, según Shirzad, que ya había informado a Efe de la muerte de 27 supuestos talibanes durante los primeros días de la ofensiva.

En Helmand y Kandahar, las provincias con mayor presencia talibán, la insurgencia tiene también su principal fuente de financiación: el cultivo del opio.

Pero los integristas han extendido sus actividades a otras regiones del este y el oeste afgano e incluso han golpeado este año la provincia de Kabul, donde se encuentra la capital.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?