Jueves, 19 de Mayo de 2022

Otras localidades

España estará en la Cumbre de Washington

España estará en la Cumbre de Washington por ser la octava economía del mundo, según un comunicado de la Presidencia francesa de la UE remitido a los Veintisiete socios comunitarios

Zapatero pide "prudencia" ante su posible asistencia a la Cumbre de Washington / El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha asegurado hoy que "no le plantea ningún problema" ceder la silla que tiene Francia en la cumbre del G-20 a España. Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero no ha aclarado si España estará o no en el encuentro y ha pedido "prudencia". / VNEWS

A última hora de este viernes, la Presidencia francesa de la UE ha remitido a los Veintisiete socios comunitarios un comunicado en el que asegura que España estará en la Cumbre de Washington del próximo día 15 de noviembre por ser la octava economía del mundo. Las cinco sillas de las que disponen los estados de la Unión Europea en el seno del G-20 estarán ocupadas por Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y finalmente España.

A lo largo del día, Nicolas Sarkozy y Zapatero han comparecido para hablar sobre la posibilidad de que España esté presente. Ha sido a última hora de este viernes, cuando la Presidencia francesa de la UE ha remitido un comunicado en el que se aseguraba que España, por ser la octava economía del mundo, estará en la Cumbre de Washington.

Durante la tarde, el presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, aseguró en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, celebrada en Bruselas, que no le planteaba "ningún problema" el que España ocupara uno de los dos asientos con derecho a voto que le corresponden a Francia y que lo defendería ante EEUU. Francia ya había cedido una silla a la República Checa, pero el viceprimer ministro de ese país no tendrá derecho a usar la palabra.

Al mismo tiempo, Sarkozy señaló que era difícil comprender que la octava economía del mundo, refiriéndose a España, no participara en la reunión pero recordó que la decisión no la tomaba él.

En España no quieren quedarse callados

Tras la rueda de prensa ofrecida por Nicolas Sarkozy y J.M .Barroso, Zapatero ha declarado "hagamos las cosas bien, las decisiones las tienen que tomar quienes convocan esa reunión, tengamos la prudencia y paciencia necesaria y esperemos a que las decisiones se produzcan, porque saben muy bien que no es muy fácil, de hecho no ha sido muy fácil en 30 años".

El presidente español ha reiterado que España debería estar en la Cumbre por su peso económico y político. Según dijo el Gobierno, la presencia debe ser con un papel protagonista, es decir, ocupando uno de los asientos con derecho a voto. En el caso de que no fuera así y sólo fuera invitada en una simple posición de oyente, podría desestimar su presencia en la reunión.

Al mismo tiempo, José Luis Rodriguez Zapatero ha señalado al principio de su intervención que "la UE lleva una propuesta común y fuerte" ante la Cumbre de Washington, y se ha referido a "la reforma en beneficio de los ciudadanos" que combata "el afán desmedido de lucro" y apueste por la transparencia, control y supervisión en toda la actividad financiera y que reforme el funcionamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) "para que realice de forma más eficaz su labor".

Preguntado por la información publicada por Europa Press en la que la agencia cita fuentes del Elíseo afirmando que Bush no tiene incoveniente en que España asista, el presidente se ha mantenido cauto y ha pedido prudencia. Pocas horas después, la agencia EFE señalaba que fuentes de la Casa Blanca aseguran que aceptará lo que la Unión Europea quiera hacer acerca de la cesión del asiento francés a España. "No tenemos un problema con España en general", afirmaba un funcionario según esta agencia de noticias.

Revisión del sistema financiero

El texto, que ya discutieron los ministros de Finanzas (Ecofin) el pasado martes, ha sido retocado ligeramente para recoger algunas de las ideas surgidas ese día, pero se mantiene como un documento de la presidencia francesa y no del conjunto de los Veintisiete.

En él, se recalca la necesidad de revisar los "valores" que sostienen el sistema financiero y, en esa línea, hace hincapié en que hay que introducir más transparencia, aumentar la coordinación entre los distintos reguladores y supervisores y mejorar la gestión del riesgo.

París insiste en que hay que garantizar que ninguna institución financiera, instrumento de inversión o territorio queda exento de regulación.

Aboga también por cambiar el modelo de gobierno de las entidades, para evitar la excesiva toma de riesgos, con atención a la política de salarios de los directivos.

En el ámbito de la coordinación, propone establecer un sistema de alerta temprana para la detección de amenazas a la estabilidad financiera y poner en marcha colegios de supervisores para vigilar a las entidades trasnacionales.

El FMI, organismo de control

Plantea convertir el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el garante de la estabilidad financiera internacional, encargado de coordinar los trabajos de órganos más especializados -como el Foro de Estabilidad Financiera, el Banco Internacional de Pagos, el comité de Basilea, la Organización Internacional de Comisiones de Valores y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad-.

En la discusión que mantuvieron los embajadores de los Veintisiete para preparar el encuentro de los líderes, quedó clara la voluntad de mostrar una imagen de unidad en Washington y de desempeñar un papel de liderazgo en el proceso de reforma de las reglas financieras.

Sin embargo, surgieron divergencias en torno a varias cuestiones, como la posible transformación del FMI.

Alemania considera "prematuro" convertirlo en el "paraguas" regulador internacional, mientras Bélgica considera que habría que acometer su reforma con urgencia.

También la República Checa pidió una reflexión más profunda antes de adoptar medidas, en tanto que Grecia se mostró partidaria de acelerar el proceso y propuso incluso establecer unos primeros objetivos y un calendario de cien días para completarlos.

Barroso apuesta por una política económica europea coordinada

Zapatero: "Es a EEUU a quien corresponde tomar las decisiones oportunas"

Sarkozy: "Es un argumento fácilmente defendible ante Bush"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?