Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

El abogado de Ibarretxe retira la petición de que se archive el caso y quieren una sentencia

Miguel Casas ha dado un vuelco inesperado a la vista oral y exigen que se entre al fondo de la cuestión, ya que consideran que ya han pagado pena suficiente de banquillo

El juicio contra el lehendakari Juan José Ibarretxe y los dirigentes del PSE-EE Patxi López y Rodolfo Ares, además de cinco representantes de la izquierda abertzale ha dado un vuelco inesperado. El abogado defensor de Ibarretxe, Miguel Casas, ha retirado la petición de que se archive el caso y quieren una sentencia.

El abogado defensor del lehendakari ha retirado la petición de que se archive el caso en base a la doctrina Botín, como habían pedido hasta este momento, y ahora exigen una sentencia definitiva. Requieren que se entre al fondo de la cuestión, ya que consideran que ya han pagado pena suficiente de banquillo.

Miguel Casas ha esgrimido que ya han pasado tres años y siete meses, se han perdido seis oportunidades de archivar y ahora no quiere que se archive. Quieren demostrar que la acción del lehendakari y todos los demás fue legítima, que no se ha hecho nada diferente a otros gobiernos, y ahora quieren ganar el juicio por razones jurídico-materiales.

Expectación en el inicio de la sesión

La sala de vistas número uno del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco se encontraba repleta de público y medios de comunicación, cuando el presidente del tribunal, Manuel Díaz Rábago, acompañado por los magistrados José Antonio Subiñas y Juan Carlos Benito-Butrón, ha dado por iniciada la primera sesión del juicio, con el que culminarán los casi tres años de este proceso penal.

Juan José Ibarretxe, López y Ares están acusados de haber actuado como presuntos "cooperadores necesarios" para la comisión del delito de desobediencia que se imputa a los representantes de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, Pernando Barrena, Juan José Petrikorena, Rufino Etxeberria y Olatz Dañobeitia, por haber desobedecido supuestamente la sentencia de ilegalización de Batasuna que dictó del Tribunal Supremo en el 2003.

Deberán decidir si vulneraron la ley

Así, el Alto tribunal vasco deberá resolver si los encuentros que mantuvieron tanto el lehendakari como los dirigentes socialistas con sendas delegaciones de la izquierda abertzale encabezadas por Otegi, en el año 2006 durante el último alto fuego de ETA, vulneraron dicha resolución que apartaba a Batasuna de la vida política vasca.

Los ocho imputados se enfrentan a una petición de pena de entre nueve meses y cuatro años, siendo las más elevada la que piden las acusaciones ejercidas por el Foro Ermua y Dignidad y Justicia para Otegi, si bien el Ministerio Fiscal volverá a reclamar la libre absolución de todos ellos al considerar que no hubo delito alguno en aquellos encuentros.

Primera comparecencia de un lehendakari

En este juicio, que se prolongará previsiblemente durante tres semanas, está sentado en el banquillo por primera vez en la historia un lehendakari.

Se da la circunstancia además, de que la vista oral transcurrirá a las puertas de la campaña electoral de los próximos comicios autonómicos del 1 de marzo, cuando precisamente dos de los enjuiciados en este proceso se enfrentarán en las urnas como candidatos a la presidencia del Gobierno Vasco por el PNV y el PSE-EE.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?