Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Qué fue de... Fran, el gallego que lideró al SuperDepor

Llegó al primer equipo del Depor en Segunda, ascendió, ganó dos Copas, una Liga y alcanzó unas semifinales de la Champions

A la izquierda, Fran en un partido como el Depor, ya como capitán; a la derecha, una foto actual del extremo gallego antes de disputar un encuentro de fútbol-indoor con el conjunto gallego.

Hablar de Fran es hablar del Deportivo de la Coruña. Gallego de nacimiento, llegó al Depor cuando sólo era un equipo de Segunda y lo lideró hacia el SuperDepor. Tras quince años en el ostracismo de Segunda, protagonizó el ascenso de 1991. Tres años después, perdieron una Liga en el último minuto. Cuatro, levantaron una Copa ante el Valencia. Parecía imposible lograr cotas más altas, pero llegaron. En el 2000, el SuperDepor se cobró la Liga que le debían, en el 2002, el Centenariazo, y en el 2004, rozaron una final de Champions. Todo ello con Fran, leyenda en azul y blanco.

Si les hablo de Francisco Javier González Pérez es probable que frunzan el ceño. Si me refiero a Fran (Carreira, A Coruña, 14-07-1969), seguro que su cabeza evoca de inmediato la Torre de Hércules, Riazor, las rayas azules y blancas... y a Bebeto, Mauro Silva, Makaay, Donato y tantos nombres que hicieron grande al Deportivo de la Coruña. Pero fue este modesto chico de la Ribeira el que lideró desde la banda izquierda al equipo de su tierra, desde los infiernos de Segunda hasta llegar a ser la alternativa real de Madrid y Barça durante muchos años.

O Neno debuta en 1988

Fran nace en la villa de Carreira en 1969 y es allí donde da sus primeras patadas. En 1986, con sólo 17 años, el Deportivo de la Coruña se fija en él y pasa a la disciplina del Fabril, filial del conjunto coruñés. Poco tiempo después, en 1988, debuta con el primer equipo de la mano de Arsenio Iglesias. El 'Brujo de Arteixo' es el hombre que pone a Fran el único sobrenombre por el que se le ha conocido, tal y como explicaba el propio ex futbolista: "Fui el último en subir al primer equipo, con 18 años, y Arsenio me llamaba O Neno".

SuperDepor en un año

Fran coincide en el primer equipo con su hermano José Ramón, que había debutado un año antes. Tras 15 años de travesía por la Segunda División, el Depor volvió a Primera con ambos como protagonistas en 1991. Con sólo un año de transición, el Depor se convierte en Súper con la llegada de dos estrellas de talla Mundial: los brasileños Bebeto y Mauro Silva. Los coruñeses terminan terceros, sólo por detrás de Barça y Madrid, y Bebeto se proclama Pichichi con 29 tantos.

Aquel penalti de Djukic

Un año después, el SuperDepor se supera y trascurre toda la temporada como líder. Pero el aliento del Barça se hace irrespirable y, en el último minuto de la última jornada, Djukic falla un penalti ante el Valencia que no mueve el 0-0 y los blaugranas se llevan la Liga. "Es mi recuerdo más amargo. Hay quien dice que Bebeto no se atrevió a tirar ese penalti. Pero hubo otros penaltis fallados y otros puntos perdidos que fueron los que nos dejaron sin esa Liga".

El primer título de su historia, la Copa de la granizada

«Cuando pasó aquello pensábamos que nunca más volveríamos a poder llegar ahí", confiesa Fran. Pero llegaron. Y muchas veces. Sólo una temporada más tarde, en la 94-95, el Depor conquista su primer título, la Copa del Rey en el Bernabéu ante el Valencia. Un día histórico que se dividió en dos, ya que, a falta de diez minutos y con 1-1, el partido hubo de suspenderse por una tremenda granizada. Días después, Alfredo Santaelena rompía el desempate antes del tiempo suplementario y Fran lograba el primer trofeo en la historia del conjunto gallego. Aquel día formaron Liaño; Voro, Ribera, Djukic, Nando; López Rekarte, Donato, Aldana (50' Alfredo), Fran; Manjarín (90' Claudio) y Bebeto.

Aquel precontrato con el Madrid

El Depor se había instalado en la élite y lo hacía para quedarse. La zurda de Fran, su excepcional toque de balón, sus centros medidos y su extraordinaria visión de juego le convierten en un futbolista cotizado y en un caramelo apetecible para los grandes. Esto hace que Real Madrid y Barcelona intenten su fichaje, llegando incluso a firmar un precontrato con los blancos, pero no arriba en Chamartín gracias a una rápida maniobra de Lendoiro.

La historia le debía una Liga

El máximo mandatario deportivista crea en torno a Fran un equipo capaz de luchar por todo: Songo'o, Naybet, Djalminha, Pauleta, Makaay, y más tarde Diego Tristán, Valerón o Luque conforman un conjunto de élite. Y este crecimiento se transforma en la consecución de la Liga que la historia le debía al Depor. Esta vez sin penaltis de por medio, el SuperDepor se impone por 2-0 al Espanyol (Donato y Makaay) en la última jornada de la 1999-2000.

La extraordinaria campaña de Fran se traduce en la llamada de José Antonio Camacho para disputar la Eurocopa 2000 de Holanda y Bélgica. El buque insignia gallego llegó a vestir la elástica de la Selección en 16 ocasiones.

Munich, Highbury, Old Trafford, territorios conquistados

Con Irureta al frente, ese año 2000 se convierte en el primero de un lustro copando el podio de la Liga y disputando la Liga de Campeones. El nombre de A Coruña brilla por Europa y el Olímpico de Munich, Highbury, Old Trafford o San Siro se convierten en territorios conquistados. El cénit en esta competición llega en 2004, cuando el SuperDepor golea por 4-0 al todopoderoso Milán, remontando un 4-1 adverso que le coloca en las semifinales de la Champions. Un miserable gol ante el Oporto priva al conjunto gallego de alcanzar la final y los portugueses se proclaman finalmente campeones.

El Centenariazo

Y entre medias, en 2002, el Centenariazo en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid cumple cien años y ha conseguido llegar a la final de Copa del Rey que se disputa en su estadio. Enfrente, el Deportivo de la Coruña, el resultado, 1-2 para los blanquiazules. Fran levanta el trofeo ante el delirio de 25.000 gallegos. "Me impresionó ver a tanta gente de A Coruña. De no ver a esa afición, seguro que no habría Centenariazo. Lo más espectacular para mí fue recoger la Copa y ver a toda nuestra afición en un lado y el otro todo vacío", recuerda Fran.

¿Y tras la retirada...?

Pero los años no perdonan y llega la retirada. En 2005, a punto de cumplir 36 años, Fran cuelga las botas en el equipo de toda su vida. La salida no es la esperada y entra en litigios con el presidente Lendoiro por falta de pagos. Actualmente, el capitán del Depor reconoce que es "dueño del 90% de mi horario", sin un "trabajo concreto" se dedica a "sus cosas" y se prepara para ser entrenador: "Con niños sí que me gustaría, pero en un grupo profesional me resultaría muy difícil porque lo peor son los viajes".

Y es a los niños, a sus niños, a los que ahora dedica la mayoría de su tiempo: "Tengo dos niñas y un niño. A la mayor no le gusta el deporte. Pero a los otros dos sí, mucho. La pequeña quiere ser futbolista, además es zurda...". Para aquellos nostálgicos que añoren la zurda del capitán gallego por antonomasia, aún pueden verle jugando al futbol-indoor, con su Depor, por supuesto, con el que sigue sumando títulos: este año, Fran ha levantando Liga y Copa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?