Lunes, 26 de Septiembre de 2022

Otras localidades

La presidencia checa califica de "camino al infierno" el plan de Obama

Para Topolánek las medidas estadounidenses socavarán la estabilidad internacional. El primer ministro presentó su dimisión aunque continuará unos meses en el cargo

El primer ministro checo, Mirek Topolánek, arremetió este miércoles contra las medidas de estímulo económico adoptadas por Estados Unidos y las calificó de "camino al infierno" porque a su juicio "socavarán la estabilidad del mercado financiero internacional".

Topolanek realizó estas consideraciones en un discurso ante el pleno del Parlamento Europeo para presentar los resultados de la cumbre de primavera celebrada la semana pasada, en la que los líderes de los 27 rechazaron adoptar nuevas medidas de estímulo, tal y como pide EEUU, para no aumentar el déficit y la deuda. Y lo hizo un día después de ser forzado a dimitir al perder su Gobierno una moción de confianza en el parlamento checo.

"Creo que los EEUU no han tomado la vía correcta", señaló el primer ministro checo. "Los americanos necesitarán liquidez para financiar todas sus medidas y las financiarán con la venta de sus bonos. Ello socavará la estabilidad del mercado financiero internacional", insistió Topolánek.

Aseguró que los jefes de Estado y de Gobierno se mostraron "alarmados" durante la cumbre de primavera por las declaraciones del secretario del Tesoro, Timothy Geithner, abogando por un estímulo más amplio y permanente. "El mayor éxito del Consejo Europeo de primavera fue el rechazo a ir por ese camino", afirmó.

Anunció que la presidencia abordará estas cuestiones con el presidente estadounidense, Barack Obama, durante la cumbre del G-20 que se celebrará el 2 de abril en Londres y la reunión entre los líderes europeos y Obama que tendrá lugar el 5 de abril en Praga.

Dimisión de su Gobierno

El primer ministro de la República Checa y presidente de turno de la Unión Europea (UE) presentará formalmente este jueves en Praga la dimisión de su Gobierno de coalición de centro derecha.

Esta dimisión es consecuencia de la moción de censura que su Gobierno perdió este martes, apenas dos años después de iniciar su mandato y en la mitad de la presidencia semestral checa de la UE.

Antes de poner a disposición su cargo al jefe del Estado, "es necesario que se reúna el Ejecutivo, acto previsto para el jueves", por lo que sólo después el primer ministro presentará formalmente su dimisión al presidente, Vaclav Klaus, según informó la portavoz gubernamental.

"Acepto con respeto la decisión de la asamblea de diputados", afirmó Klaus, y añadió que "la caída del Gobierno no es algo desconocido y, en un sistema constitucional que funciona plenamente, no se trata de algo catastrófico".

Después de ese trámite, Klaus deberá encargar al futuro primer ministro la formación del nuevo Gobierno, que deberá ser nombrado a su vez por el jefe del Estado y obtener la investidura en el Parlamento en un plazo máximo de treinta días.

En caso de que fracase la investidura, Klaus dispondrá de un segundo intento, y si éste también fracasa, el nombramiento del primer ministro se hará a sugerencia del jefe del Congreso, el socialdemócrata Miroslav Vlcek.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?