Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Empire State se suma a la lucha contra el cambio climático

Un equipo de expertos anuncia un revolucionario proyecto de eficacia energética en el emblemático edificio. Se reducirá su consumo energético en casi un 40%

El edificio de oficinas más famoso del mundo acogerá un programa de mejora de más de 500 millones de dólares estadounidenses para incorporar un proyecto completo con el fin de reducir el uso energético en casi un 40%

Utilizando el Empire State Building como banco de pruebas y modelo, varias empresas y socios de diseño y construcción han presentado un innovador proceso para el análisis y retroutilización de las estructuras existentes para la sostenibilidad medioambiental.

Se ha puesto en marcha un proyecto, cuya primera parte se concluirá en 2010, dotado con 500 millones de dólares para relanzar la eficiencia de un edificio que ya tiene más de 77 años de antigüedad.

Reducir la huella ecológica

El proyecto demostrará la viabilidad para otros edificios en cuanto a retroalimentación y eficiencia energética, reduciendo de forma considerable el gasto de energía del edificio y reduciendo su huella de carbono, con periodos de pago sensibles y una mejora del beneficio.

"Los edificios comerciales y residenciales contabilizan la mayor parte de la huella total de emisiones de carbono totales de las ciudades en todo el mundo -cerca del 70% en la ciudad de Nueva York-.

Comenzando en febrero de 2008, el Empire State Building se ha utilizado como banco de pruebas para crear un proceso replicable que reduzca el consumo energético y los impactos medioambientales", comentó Anthony E. Malkin, propietario del edificio de Empire State Building Company.

"La mayor parte de los edificios nuevos se construyen teniendo en mente el medioambiente, pero la clave principal del progreso sostenible está en la reducción del consumo energético de los edificios ya existentes y su huella de carbono".

El Empire State Building se convertirá en modelo de diferentes procesos encaminados a disminuir el impacto medioambiental de las ciudades; sobre todo en cuanto a modelos de reciclaje, reutilización de energías, reducción del consumo e impacto medioambiental.

El proyecto lo desarrollarán el grupo de empresas Clinton Climate Initiative (CCI), el Rocky Mountain Institute (RMI), Johnson Controls Inc. (NYSE: JCI) (JCI) y Jones Lang LaSalle (NYSE: JLL) (JLL).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?