Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

El PP sigue respaldando a Trillo pese a la declaración de los dos forenses turcos

El juez admite el testimonio de los médicos, que aseguran que el general Navarro sabía que había 30 cadáveres sin identificar. Afirman que el militar de "olía a alcohol" durante los trabajos

El juez Bermúdez admite que se escuche a los forenses turcos / La Audiencia Nacional ha aceptado que declaren los dos forenses turcos traídos por las familias de los militares fallecidos en el Yak-42, y cuyas comparecencias habían sido rechazadas en dos ocasiones anteriores. El tribunal que juzga las identificaciones erróneas de 30 de las 62 víctimas del accidente del Yak-42, aceptó en la sesión de hoy, la séptima de la vista oral, los testimonios de los forenses turcos Bülent Sam y Ömer Müslümanoglu, que realizaron las autopsias en la morgue de Trabzon (Turquía) y que se encuentran desde ayer en Madrid. / VNEWS

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga las identificaciones erróneas de 30 de las 62 víctimas del accidente del Yak-42, que se produjo el 26 de mayo de 2003, ha aceptado los testimonios de los forenses turcos Bülent Sam y Ömer Müslümanoglu, que realizaron las autopsias en la morgue de Trabzon, Turquía, a la que fueron trasladados los cuerpos de los fallecidos tras el accidente y que se encuentran desde este martes en Madrid. El PP insiste en respaldar al ex ministro de Defensa, Federico Trillo, pese al giro que ha dado el juicio en la Audiencia Nacional con el testimonio de los dos médicos turcos.

El forense turco Bülent Sam, que participó en las autopsias que se realizaron a los 62 militares españoles fallecidos en el accidente del Yak-42, ha asegurado en la Audiencia Nacional que el general Vicente Navarro y su equipo "insistió en llevarse" los 30 cadáveres que se encontraban sin identificar porque "habían dicho que tenían que llegar al funeral que se iba a celebrar en España". Además, el forense ha dicho que el general Navarro estaba "consciente" durante los trabajos pero "olía a alcohol".

Sam, que está declarando como testigo en la séptima sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la identificación errónea de 30 de los 62 fallecidos, ha señalado que, al adoptar esta decisión, el general español "prometió" a las autoridades turcas que los trabajos de identificación que faltaban por hacer se llevarían a cabo "en España".

Tras este compromiso, según el relato del forense, las autoridades de la Fiscalía turca firmaron con el teniente general Beltrán y el general Navarro el acta de entrega de los cadáveres, en el que constaba explícitamente que 30 de los cuerpos no habían sido identificados.

Según explicó, los trabajos de reconocimiento se realizaron a partir de signos externos como los elementos de graduación que los militares tenían en el uniforme o los anillos y las cadenas que portaban. A su finalización, en la medianoche de 27 al 28 de mayo, "había 30 cadáveres que no pudieron ser identificados", por lo que los forenses turcos propusieron y llevaron a cabo la toma de muestras para hacer pruebas de ADN.

Sin embargo, Sam explicó que las autoridades españolas les dijeron que "no podían esperar los resultados" de estos trabajos, que se habrían dilatado en el tiempo porque precisaban del cotejo de muestras de los fallecidos con los de sus familiares. "Les dijimos que sólo de este modo se podía llevar a cabo la identificación de todos los cadáveres", señaló.

Contradice al general Navarro

El compareciente, miembro de Instituto Forense de Estambul, detalló con la ayuda de un traductor de español y turco cómo se produjeron las autopsias de los cadáveres en la morgue de Turquía a la que se trasladaron los cadáveres, en la que, según dijo, estuvieron presentes en todo momento "los militares españoles y gente del Ministerio de Defensa".

Este testimonio contrasta con el que aportó el primer día del juicio el general Navarro, que atribuyó la responsabilidad de los posibles errores a las autoridades turcas, a las que culpó de haber podido cometer "errores" en la entrega de los cuerpos porque "hubo mucho trasvase de bolsas".

El grupo que llevó a cabo las autopsias estaba formado por cuatro médicos y patólogos y actuaba bajo la dirección del propio Sam, que detalló que todas las labores se realizaron "en presencia de militares españoles". "Hemos tomado las decisiones conjuntamente", dijo. "Tenian prisa. Había que llegar al funeral de Estado que estaba programado. Insistían en llevarlo aún sin identificar. Prometieron que terminarían el trabajo de identificación en España", ha señalado.

El segundo forense ratifica que Navarro "tenía prisa" para celebrar el funeral

El segundo forense turco que declaró hoy en el juicio sobre las identificaciones erróneas del accidente del Yak-42, ratificó ante el tribunal que el general de Sanidad Vicente Navarro les trasladó que "tenían prisa" por repatriar los cuerpos a España porque "el jueves siguiente (a la catástrofe) tenían la celebración del funeral".

El testigo, uno de los miembros del Instituto Médico de Trabzon (Turquía) que participó en las autopsias que se realizaron a los 62 militares españoles fallecidos en el accidente, ratificó el testimonio aportado por su compañero Bülent Sam, y dijo que el militar español les garantizo que las pruebas de ADN a los 30 cuerpos que no habían sido identificados "podían hacerse cuando volviesen a su país".

Müslümanoglu, segundo testigo en comparecer en la séptima sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Nacional, aseguró que todo el procedimiento de identificación fue "pactado con el equipo español", que dirigía el general de Sanidad Vicente Navarro e integraban los otros dos acusados, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez.

Así, explicó que 32 cuerpos fueron reconocidos a partir de los objetos personales que portaban y que a los 30 restantes se les tomaron muestras para realizar exámenes de ADN. De igual modo, ratificó que el intérprete del Consulado tradujo al equipo español el acta de entrega de los cadáveres, en la que se advertía de que 30 cuerpos estaban sin identificar.

En otro punto de su declaración, señaló que los forenses turcos hablaron en todo momento "en inglés" con los militares españoles, con los que, al margen del trabajo que estaban realizando, hablaron de fútbol. Así, comentaron la trayectoria en España del futbolista turco Nihat Kahveci y Müslümanoglu se enteró de que "Navarro era del Real Madrid".

El juez Bermúdez cambia de opinión

La resolución del tribunal, que había rechazado estas declaraciones en otras dos ocasiones anteriores, se produce después de que la Embajada de Turquía en España remitiera un fax a la Audiencia Nacional en el que le advertía de la imposibilidad legal de que dos de los tres forenses cuyo testimonio sí había sido aceptado comparecieran por videoconferencia desde las oficinas comerciales de la Embajada española.

La decisión fue recibida con aplausos por parte de las familias de las víctimas, lo que les valió el reproche del presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez, que les pidió que se mantuvieran en silencio. "Entiendo los sentimientos pero hay otras personas están sufriendo otra parte del proceso", les dijo.

El testimonio de los forenses también fue solicitado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y las acusaciones particulares que representan a las víctimas del accidente del Yak-42, aprovechando su presencia en la sede de la Audiencia Nacional.

El fiscal mantiene su petición de cinco años de cárcel para Navarro

El fiscal de la Audiencia Nacional Fernando Burgos elevó este miércoles a definitiva su petición de cinco años de cárcel para el general médico Vicente Navarro, que se encargó de elaborar la lista de los 62 fallecidos en el accidente del Yak-42, y de cuatro años y medio para los dos médicos que redactaron los informes de necropsia, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez.

Burgos, que acusa a todos ellos de un delito de falsedad en documento oficial, considera en su informe de acusación que las autoridades turcas entregaron 32 cuerpos identificados al general Navarro y que, en los 30 casos restantes, éste "asignó identificaciones a cada uno de ellos elaborando una lista en la que se hacía constar la identidad".

Con estos nombres, según el representante del Ministerio Público, los cadáveres llegaron el 28 de mayo de 2003 a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde Ramírez y Sáez realizaron un informe de necropsia de cada uno de los fallecidos de acuerdo con las anotaciones que habían tomado en el depósito de Turquía.

"Los militares españoles han mentido en el juicio"

En declaraciones en exclusiva al programa Hora 25 de la Cadena Ser,el pasado día dos de abril, el médico forense que se encargó de las labores de identificación del Yak-42, Bulent Sam, acusó a los militares españoles juzgados por este caso de mentir durante el juicio. Sam señaló que la responsabilidad de la mala identificación de los cadáveres es del ejército español porque ellos sabían que de los 62 militares muertos, 30 estaban sin identificar.

"Había un traductor y yo hablaba en inglés con el General Vicente Navarro que habla un inglés perfecto", asegura el forense turco. Ellos sabían que estaban firmando un documento en el que se detallaba que faltaban por identificar 30 cadáveres.

Según las declaraciones del forense turco, el ejército español solo realizó pruebas externas porque según el general Vicente Navarro "no había tiempo para realizar todas las autopsias porque había prisa por repatriar los cadáveres para celebrar una ceremonia militar en Madrid". Según Sam, el general Navarro les aseguró que los "no identificados serian identificados en España".

Bulent Sam confirmó a la Cadena Ser que conservan muestras de ADN "porque son las pruebas de su inocencia". El forense ha añadido que "normalmente conservamos las muestras durante cinco años y en casos especiales como este las conservamos al menos durante 10 años".

"Mejora la prueba"

El fiscal, Fernando Burgos, justificó estos testimonios indicando que permitiría "sustituir las declaraciones de los que no se desplazan" y "cumplen la función testifical que ya había admitido el tribunal e incluso la mejora porque no son superiores o directores del equipo, sino los sujetos forenses que realizaron materialmente las operaciones".

En los mismos términos se manifestó el abogado de la Asociación de Familias Afectadas por la Catástrofe del Yak-42, Leopoldo Gay, que consideró los testimonios necesarios "para poder tener un juicio donde se pueda establecer la contradicción".

La defensa del principal acusado, el general Vicente Navarro, pidió que se rechacen las comparecencias porque el tribunal ya las desestimó en otras dos ocasiones y porque uno de los forenses señaló que su cliente "estaba en coma etílico", lo que, a su juicio, pone en cuestión su objetividad.

Por su parte, el forense turco Bülent Sam, que participó en las autopsias, asegura que el general Vicente Navarro "estaba consciente" cuando dirigió los trabajos de repatriación de los cuerpos "pero olía a alcohol".

En relación con los tres testigos cuyo testimonio estaba previsto para hoy -los miembros de la Institución Forense de Trabzon (Turquía) Mustafá Gündüz y Bülent Sabrán, que intervinieron en las autopsias a que fueron sometidos los cadáveres de los militares españoles; y la responsable del Instituto de Toxicología de Estambul, Fátima Mukaddes, propuso que se hagan mediante una comisión rogatoria.

La portavoz del grupo parlamentario Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, inisistió en exculpar al ex ministro de Defensa, Federico Trillo: "Desde el primer momento pidió disculpas, con una gran sensibilidad, a las familias sobre esta cuestión. Es decir, que no es algo que el señor Trillo no haya hecho, sino que lo ha hecho expresamente".

Entrevista al forense turco del Yak-42 que asegura que los militares españoles han mentido

Bulent Sam, forense turco: "Yo hablaba con Navarro en inglés, así que mienten"

El silencio de Pons ante preguntas sobre el juicio del Yak y la web de Gerardo Galeote

Sencianes: "Bermúdez no quiere abrir la puerta de la sala judicial a la verdad completa"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?