Últimas noticias Hemeroteca

Qué fue de... Dertycia

Se le recuerda por ser uno de los componentes del Tenerife que, en la última jornada de la temporada 92/93, arrebató al Real Madrid su segunda liga consecutiva

Se le recuerda por ser uno de los componentes del Tenerife que, en la última jornada de la temporada 92/93, arrebató al Real Madrid su segunda liga consecutiva

Dertycia es uno de esos jugadores que los amantes del fútbol aún conservamos en nuestra retina. 'Míster Proper', como era conocido en nuestro país por su alopecia, robaba el sueño de muchos madridistas al encaminar la victoria del Tenerife frente al Real Madrid.

Óscar Alberto Dertycia nació en Córdoba (Argentina) el 3 de marzo de 1965. Inició sus pasos en el mundo del fútbol en las categorías inferiores del Instituto Atlético Central Córdoba, en su ciudad natal. El delantero ya comenzó a demostrar su calidad y se convirtió en el goleador histórico de este club además de un hincha declarado.

Sin embargo, pronto dejo el club de sus amores y puso rumbo a Italia. El destino: La Fiorentina. Llegó a Europa como tantos otros jugadores lo hacen cuando deciden 'cruzar el charco': como una estrella. Dertycia fue recibido por los italianos como una auténtica revolución para el equipo, en 1989. Se le veía como la gran pareja en el ataque italiano de un jovencísimo Roberto Baggio. Pero la realidad fue bien distinta. Pese a que se proclamó campeón del Scudetto en la temporada 89/90, el argentino no parecía tener suerte de cara al gol. Por más pases que llegaban al área no conseguía anotar ninguno y aún le esperaban más sorpresas.

Diagnóstico: alopecia nerviosa

La ansiedad por la falta de gol con la Fiorentina unido a una grave lesión que le tuvo apartado de los terrenos de juego varios meses, llevó a Dertycia a vivir una de las peores etapas de su vida. Entró en una grave depresión pero las consecuencias fueron todavía peores. Se le empezó a caer el pelo y los médicos le diagnosticaron alopecia nerviosa. Una crisis en la vida del delantero que no iba a poder superar en Italia, por lo que el argentino, al final de una temporada aciaga para él, que empezó en lo futbolístico y terminó en lo personal, dejó Florencia, su primera ciudad en Europa, y puso rumbo a España.

Sus primeros pasos en nuestro país

Como otros grandes jugadores sudamericanos (por ejemplo, Mágico González) recaló en un conjunto con una afición amante del buen fútbol. En Cádiz aterrizó en la temporada 90/91, y 'Míster Proper', como se le conoció cariñosamente desde sus primeros días en nuestro país, supo ganarse a la afición del Carranza en la única temporada que militó en el equipo andaluz. Y eso, que los números indican que tampoco tuvo demasiada suerte de cara al gol, marcó 6 goles en 21 partidos.

Fue una temporada que le sirvió para recobrar su confianza y, su entrega en cada partido le valió para que el Tenerife se hiciera con sus servicios. En ese momento, 'Míster Proper' no sabía que en el club tinerfeño conseguiría el gol por el que siempre será recordado en España, y sobre todo en el Real Madrid.

Un gol que valió una liga

Su primera temporada en las islas, con Jorge Solari en el banquillo, dejó un balance de 7 goles en 31 partidos. Al año siguiente, fue Jorge Valdano quien tomó el timón del Tenerife y en un principio no parecía contar mucho con su compatriota. Sin embargo, la entrega y la lucha que demostró Dertycia le valió para que Valdano finalmente le incluyera en sus planes.

Era el último partido de Liga y el Tenerife, tras una excelente temporada, tenía la oportunidad de entrar en Europa, pero el rival ese día se jugaba, ni más ni menos, que el título de Liga. El Real Madrid estaba por aquel entonces, un punto por encima del F. C. Barcelona y dependía de sí mismo para ser campeón. Llegó a las islas como claro favorito para llevarse el encuentro. Pero el Tenerife no estaba dispuesto a ser un mero espectador en la celebración blanca. Y así se demostró durante el encuentro. Se mantuvo el 0-0 hasta el minuto 11 de la primera parte. El Madrid seguía confiando en la victoria, porque todavía quedaba mucho partido pero entonces el Tenerife colgó un balón desde la banda derecha al área de Buyo y tras un rechace, Dertycia, con un certero cabezazo conseguía el primero de los goles isleños.

El tanto fue celebrado por todo lo alto por su afición pero más se celebró en el Camp Nou donde el Barça terminó ganando a la Real Sociedad por 1-0. El delantero, el 9 del Tenerife, no sabía entonces, cuando quedaban 79 minutos de Liga, que había marcado el gol que le iba a hacer entrar en la historia de nuestro fútbol. Ambos encuentros, se estaban disputando al mismo tiempo, pasaron los minutos y el Real Madrid no encontró la reacción. Fue en el minuto 43 cuando llegó la sentencia definitiva, el segundo tanto. Chano marca también de cabeza tras un certero pase, esta vez por banda izquierda, de Ezequiel.

Los blancos se iban al descanso con un resultado que no podrían voltear y lo que es peor, perdiendo el título en el último partido, y fue Dertycia, el que abrió el camino. Así terminó la película en el minuto 90. El Tenerife conseguía su objetivo de terminar quinto y en Barcelona celebraron un nuevo título.

Sus últimos pasos

Esa fue su última temporada como jugador del conjunto tinerfeño y aquel fue el gol que marcó su carrera. Para entonces, Dertycia estaba viviendo sus últimos momentos en el fútbol español, pero antes de abandonar nuestro país, recaló en el Albacete Balompié, entrenado por aquel entonces por un reconocido madridista como Benito Floro.

En su último año no le fueron demasiado bien las cosas. Marcó 6 tantos en la Liga, números que no fueron suficientes para que su entrenador contase con él de cara a la próxima temporada. Así, en el año 95, Dertycia 'Míster Proper' dejaba España para volver a su país.

Un trotamundos que terminó en los banquillos

Su aventura europea fue corta pero intensa. Y así va a seguir siendo en su país. Militó en varios clubes de su Córdoba natal. En el año 2000 dio el salto a un equipo chileno, el Deportivo Temuco donde no tuvo demasiada fortuna. A la siguiente temporada, regresó al fútbol argentino pero un año más tarde fichó por el Sport Coopsol, equipo en el que firmó una de las mejores marcas de su carrera: 24 tantos en 44 partidos.

Un buen año con el que finalmente decidió poner punto y final a su carrera como jugador. El argentino, como muchos de sus compañeros, dejó entonces los terrenos de juego por los banquillos. De momento no ha vuelto a nuestro país pero si lo hace como entrenador, seguramente no lo hará para dirigir al Real Madrid, equipo que le convirtió en leyenda en nuestro país.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?