Últimas noticias Hemeroteca

Qué fue de... Giovanni

El ex azulgrana, más recordado por sus cortes de manga en el Bernabéu que por sus goles, sigue jugando al fútbol en el Mogi Mirim de Sao Paulo

Giovanni, durante un entrenamiento con el Barça y celebrando un gol con el Olympiakos

A su portentoso físico (más de 1'90m de altura) que le hacía disponer de un gran remate de cabeza, este medio punta sumaba gran visión de juego, precisión en el pase, además de un potente y preciso disparo a puerta

Giovanni Silva de Oliveira (4 de Febrero de 1972) llegó al Barcelona en julio de 1996 procedente del Santos de Pelé después de haber caído en la final del campeonato brasileño ante el Botafogo. Una buena actuación en el campeonato brasileño le valió para que algunos hablasen de él como del "nuevo Pelé" y la admiración de varios clubes europeos.

Un impresionante registro de 25 goles en 19 partidos convenció a José Lluís Nuñez, que pagó por él unos 1.000 millones de las antiguas pesetas por traerlo a Can Barça. Era el verano de 1996 y en el Barça empezaba una nueva era tras la marcha de Johan Cruyff. Con él se marcharon otros ilustres como Koeman y Bakero, artífices de la época dorada del 'Dream Team' en la que llegó la primera Copa de Europa a las vitrinas del Camp Nou.

El lugar del Cruyff en el banquillo azulgrana fue ocupado por el inglés Sir Bobby Robson. Y la plantilla se renovó con los fichajes del ya mencionado Giovanni, además de Luis Enrique, Pizzi, Vitor Baia y Ronaldo. El Barça consiguió esa temporada alzarse con la Copa del Rey, la Recopa de Europa y la Supercopa de España y Giovanni marcó 7 goles en 30 partidos, una marca muy lejana a la que consiguió en Brasil.

Butifarras en el Santiago Bernabéu

Al final de esa temporada Sir Bobby dejó su lugar en el banquillo culé a Louis Van Gaal. En el primer año del holandés en Can Barça el Barcelona consiguió el doblete: Liga y Copa del Rey. En 27 partidos Giovanni marcó 11 goles. Uno de ellos es especialmente recordado, sobre todo por los aficionados madridistas, no tanto por su elaboración, sino por su celebración. Era la novena jornada y el Barça, que comandaba la clasificación, se impuso al Real Madrid en el Bernabéu por 2-3 con goles del ex madridista Luis Enrique, Rivaldo y Giovanni. A éste último no se le ocurrió otra forma de celebrar el tanto de la victoria que dedicando varios cortes de manga a la grada del coliseo blanco. Giovanni fue castigado por este feo gesto con un partido de sanción y con una multa económica de 100.000 pesetas.

Después del incidente en el Bernabéu el delantero empezó entonces a perder protagonismo y llegó incluso a pedir explicaciones a Van Gaal porque temía que una escasa participación con el Barça le dejara fuera de la selección brasileña para el Mundial de Francia que se disputaba ese verano. Finalmente fue convocado con la 'canarinha' para la cita mundial, aunque su participación se limitó a 45 minutos en el primer partido de la competición que Brasil disputó ante Escocia.

Héroe en el Olympiakos

En la temporada 1998/1999 se convirtió en asiduo de la grada y jugó sólo en doce ocasiones y marcó dos tantos. Al finalizar esta campaña se marchó del Barça rumbo a Grecia. El equipo, el Olympiakos, que pagó por él 12 millones de euros. En su primer año en la liga griega las lesiones le impidieron disputar muchos partidos, pero aún así su equipo consiguió alzarse como campeón.

En su segunda temporada, el Olympiakos consiguió el título con una ventaja de 12 puntos sobre el segundo clasificado y Giovanni fue nombrado como mejor jugador del campeonato griega. Dos títulos ligueros más con el club rojiblanco y ser el máximo goleador del campeonato en 2003, 21 goles en 28 partidos, le encumbraron a los altares del fútbol heleno donde el brasileño es considerado un auténtico héroe. Giovanni jugó en el club de Atenas durante seis años. En su última etapa coincidió con otro ilustre ex azulgrana Rivaldo.

Giovanni se resiste a la retirada

En 2006 Giovanni decidió volver al Santos brasileño, pero una mala campaña le obligó a emigrar de nuevo. Se marchó entonces al club saudí del Al Hilal donde jugó unos meses para volver después a Grecia, esta vez al Ethnikos Pireaus que militaba en la Segunda griega. No fue éste su último destino. En 2007 fichó por el Sport Club do Recife brasileño donde jugó unos meses.

Giovanni se resiste a abandonar los terrenos de juego y a sus 36 años fichó el pasado noviembre por el Mogi Mirim de São Paulo donde juega actualmente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?