Miércoles, 04 de Agosto de 2021

Otras localidades

CATÁSTROFE AÉREA | AF 447

Los expertos barajan una explosión del Airbus por la dispersión de los restos

Brasil cree que las manchas de aceite descartan que el avión se desintegrara en el aire.- Se han encontrado partes internas del avión siniestrado

Continúa sin éxito la búsqueda del avión desaparecido / Los equipos de rescate siguen buscando sin suerte el Airbus A 330 de Air France, que ayer desapareció en el océano Atlántico con 216 pasajeros y 12 tripulantes cuando viajaba de Río de Janeiro a París. En la búsqueda participan aviones de la Fuerza Aérea brasileña, tres navíos de la Marina y aviones francesa que están centrando su búsqueda en las zona bajo control de Dakar. De momento no hay ni rastro del aparato. La única esperanza es el testimonio de un piloto brasileño que asegura haber visto "luces naranjas" en el mar, poco después del accidente. / VNEWS

Los expertos barajan la hipótesis de que el Airbus 330 de la compañía Air France desaparecido en el Atlántico el pasado lunes cuando hacía la ruta Río de Janeiro-París se desintegrara en pleno vuelo basándose en la dispersión de los restos del aparato, que, en algunos casos, es de hasta 300 kilómetros. El ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, ha informado de que han localizado partes internas del avión que desapareció el domingo con 228 personas a bordo. Por ello, su cartera defiende que la aeronave se precipitó al mar.

Nelson Jobim: "Todavía no se han encontrado cuerpos. Nada de supervivientes"

Más información

De confirmarse la hipótesis de explosión en vuelo, tal desintegración a una altura de 10.000 metros podría haberse producido bien por un fenómeno meteorológico excepcionalmente violento, bien por una brusca despresurización o incluso por un atentado terrorista. Los responsables de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA, por sus siglas en francés) no dan prioridad a ningún escenario de los posibles.

El ministro de Defensa brasileño ha descartado la posibilidad de que el avión explotara debido al hallazgo de manchas de combustible, piezas metálicas y objetos triangulares azules y blancos, de la parte interna de la nave. "No hay más dudas de que la caída en ese lugar", dijo. Aun así, enfatizó que por el momento no se han encontrado cuerpos ni supervivientes.

Operación de búsqueda

Francia, al igual que Brasil, no duda de que los restos avistados en el Atlántico a 650 kilómetros al noreste del archipiélago de Fernando de Noronha corresponden al Airbus 330-200 de la compañía Air France desaparecido el pasado domingo cuando viajaba de Río de Janeiro a París con 228 personas a bordo. Ahora comienza la cuenta atrás para intentar recuperar las cajas negras del avión siniestrado, que podrían estar a 3.000 metros de profundidad.

La Marina brasileña no ha encontrado restos del Airbus a lo largo de la jornada del miércoles, en los primeros barridos que hacen sus barcos en la zona donde, según las autoridades, se produjo el siniestro.

El navío patrulla Grajaú alcanzó en la mañana del miércoles las coordenadas donde la Fuerza Aérea ha divisado pedazos del avión y por la tarde llegó la corbeta Caboclo, pero hasta entrada la noche no había sido recogido nada que ayude a los investigadores a esclarecer lo que ocurrió hace tres días con el vuelo AF447.

"Hasta ahora, el navío no ha reportado ningún hallazgo, pero hay que tener en cuenta que la región que tiene que barrer es muy extensa y las condiciones normales del mar dificultan la observación", dijo el contraalmirante Savio Nogueira, director de comunicación social de la Marina.

La zona donde fueron divisados los restos está cercana a las islas de Sao Pedro y Sao Paulo, unas formaciones rocosas deshabitadas situadas a unos 704 kilómetros del archipiélago de Fernando de Noronha y a 1.296 kilómetros de la ciudad de Recife.

"Nada de supervivientes"

"No hay duda ninguna de que es el lugar de la caída", dijo en una rueda de prensa en Brasilia el ministro de Defensa, Nelson Jobim, quien recordó que la Fuerza Aérea también ha visto en la zona enormes manchas de aceite.

El ministro reiteró que han sido encontrados "objetos que serán recogidos por los navíos" de la Marina, pero hasta ahora no hay señales de los ocupantes del aparato.

"Todavía no fueron encontrados cuerpos, nada de supervivientes", anotó el ministro, quien no escondió su pesimismo sobre la recuperación de los cadáveres, ya que, en esa zona, el mar tiene una profundidad de unos 4.000 metros.

No iba a la altura prevista

Según informa el diario brasileño 'Folha' en su edición impresa, el avión de Air France no iba a la altura prevista en su plan de vuelo cuando el radar lo detectó por última vez antes de caer al océano Atlántico.

De acuerdo con este diario, el plan de vuelo preveía que el Airbus 330-200 debía subir de 10.700 metros a 11.300 metros después de pasar por el punto virtual Intol, a 565 kilómetros al norte de la ciudad brasileña de Nata. Sin embargo, el avión iba a 10.700 metros (35.000 pies) en este punto, según los datos ofrecidos por la Fuerza Aérea brasileña el día del accidente.

"El plan se elabora con el objetivo de que el vuelo sea lo más eficiente posible, pero no todo el mundo puede volar en la misma ruta", explicó al diario el ex presidente de la Asociación Brasileña de Aviación General Adalberto Febeliano. Según 'Folha', los pilotos se ven obligados en muchas ocasiones a alterar su ruta por el mal tiempo, turbulencias o porque vuelos diferentes tienen planes que coinciden.

Francia teme no encontrar las cajas negras

La Oficina de Investigación y Análisis (BEA, según sus siglas en francés) teme no poder hallar las cajas negras del Airbus 330 de la compañía Air France.

La BEA pretende tener listo un primer informe sobre las causas del accidente antes de que finalice el mes de junio y, según los primeros elementos, nada hace pensar que el avión tuviera problemas antes de despegar de Río de Janeiro.

En la investigación participará el constructor aeronaútico Airbus, que ha ofrecido su ayuda técnica, y personal de la aerolínea gala. La Fiscalía de París será la encargada de la investigación judicial y ya ha anunciado que abrirá rápidamente una instrucción.

"No soy de un optimismo total. Se hará todo lo necesario, pero no se puede excluir que no encontremos las grabadoras", admitió el director de la Oficina encargada de la investigación del accidente aéreo del A330, Paul-Louis Arslanian.

La dificultad de la tarea estriba en la probable posición del fuselaje en pleno Atlántico donde los fondos marinos son extremadamente accidentados. "Es una zona claramente de montaña", dijo. Se calcula que el área tiene una profundidad de entre 2.000 y 3.000 metros.

Además, incluso si se encontraran las famosas cajas negras el experto cree que no hay "ninguna garantía" de que haya informaciones en su interior. En este momento, los investigadores trabajan con datos relativos al mantenimiento del avión, la metereología y los mensajes automáticos enviados por el aparato.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?