Jueves, 11 de Agosto de 2022

Otras localidades

REUNIÓN DE LÍDERES INTERNACIONALES

El caos se apodera de Italia en la víspera de la cumbre del G-8

La policía blinda L'Áquila para evitar protestas antisistema.- Pequeños terremotos amenazan con cambiar de sitio la reunión

Las fuerzas del orden han blindado la capital italiana para evitar las acciones de los grupos antisistema

Las fuerzas del orden han blindado la capital italiana para evitar las acciones de los grupos antisistema / REUTERS

En Italia, el caos se apodera del país cuando falta sólo un día para que dé comienzo en la cumbre del G8. La policía ha blindado la ciudad de L'Aquila para evitar protestas de los antisistema, pero ni siquiera está claro que la reunión se vaya a celebrar en esa región, ya que continúan repitiéndose pequeños terremotos, tres meses después de que la localidad quedara devastada por un seísmo.

Pocas horas antes de la llegada gradual de los 40 jefes de Estado y de Gobeirno a la cumbre de L'Aquila, todos, justicia, policía y manifestantes del movimiento 'No G-8', parecen tomar posiciones.

Al caos organizativo de la cumbre se suman la continuidad de los temblores sísmicos en L'Aquila, cuatro de ellos sólo ayer, y el particular desconcierto que aporta el primer ministro, Silvio Berlusconi. El primer día será G-8, ha explicado Berlusconi, que luego ha rectificado: "G-8 más dos, Unión Europea y Consejo de Jefes de Estado". El segundo día será G-5, que se suma al G-8, según Berlusconi, y después G-14 y G-27. "En fin, G-39", ha concluido. "Estamos convencidos", ha dicho el premier que "Italia jugará un papel no secundario".

Dispositivo de seguridad

Lo único claro hasta el momento de esta última cumbre del G-8 es que la policía está preparada para contener cualquier manifestación de los antisistema. En total, 2.500 militares vigilarán la zona de la cumbre, que estará protegida con fuertes medidas de seguridad terrestre y un escudo aéreo antimisiles. También se intensificarán los controles en la autopista que une la capital italiana con L''Aquila.

Entre tanto, la Policía italiana ha detenido a 21 personas relacionadas con los disturbios que se originaron en Turín (norte de Italia) el pasado 18 de mayo con ocasión del G-8 de Ministros de la Universidad. Se trata de una medida preventiva que los jueces han justificado ante la posibilidad de que las personas arrestadas vuelvan a provocar desórdenes con ocasión de la cumbre de L''Aquila.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?