Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Policía detiene a un ex policía argentino acusado de torturas durante la dictadura militar

Jorge Alberto Soza se trasladó a España en 1992 con su familia, donde pidió la nacionalidad española

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a un ex policía argentino de 72 años acusado por las autoridades de su país de haber participado en 18 casos de detención ilegal, secuestro y torturas durante la dictadura militar en Argentina. Jorge Alberto Soza fue subcomisario de la Policía Federal de su país y ocupó también el cargo de segundo jefe de la Delegación de la provincia de Neuquén.

El ahora detenido se trasladó a España en 1992 con su familia, y se estableció en la localidad valenciana de Carcaixent, donde adquirieron la nacionalidad española sin renunciar a la argentina. Las autoridades calculan que durante la dictadura militar desaparecieron en el país 8.961 personas.

Las autoridades judiciales argentinas reclamaban la búsqueda y captura de Jorge Alberto Soza por su presunta implicación en delitos cometidos entre septiembre de 1975 y principios de 1977, en la ciudad de Neuquén, situada en la Patagonia argentina. El ex policía se enfrenta a una pena de prisión que oscila entre los 3 y los 15 años.

La Justicia de Argentina estima que el fugitivo participó en la detención ilegal y tortura de personas acusadas de forma parte de células terroristas que operaban en la región, en al menos 18 ocasiones.

La detención se ha llevado a cabo por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, el Grupo de Crimen Organizado de la Jefatura Superior de Policía de Valencia y el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Ontinyent (Valencia).

Contexto de violencia

Tras el golpe militar de marzo de 1976, autodenominado ''Proceso de Reorganización Nacional'', se instauró una junta militar encabezada por los comandantes de las tres Fuerzas Armadas. Esta junta llegó al poder en un contexto de violencia creciente por los enfrentamientos entre facciones armadas de izquierda y derecha del movimiento peronista y la acción violenta de organizaciones guerrilleras como Montoneros (de tendencia peronista) y el ERP (de inclinación marxista).

Durante este período, se desarrolló un proceso sistemático de secuestro y tortura de personas, denominado ''guerra sucia'', que provocó un alto número de desapariciones. La Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) cifró los casos en 8.961, mientras que otros organismos de Derechos Humanos elevan la cifra a 30.000.

Por aquel entonces, el ahora detenido ostentaba el cargo de subcomisario de la Policía Federal argentina y desempeñaba la función de segundo jefe de la Delegación Neuquén, con asiento en la ciudad y provincia del mismo nombre. Esta dependencia policial operaba a las órdenes del Batallón de Ingenieros de Montaña del ejército argentino.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?