Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 05 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El denunciante de la trama Gürtel afirma que no actúa por venganza contra el PP

José Luís Peñas reafirma su decisión de haber denunciado los hechos de la trama Gürtel porque considera que "los ciudadanos debían conocer los hechos"

José Luis Peñas, denunciante de la trama Gürtel, ha asegurado que no grabó las conversaciones durante dos años de la red ni acudió a los tribunales por venganza contra el Partido Popular, de donde fue expulsado, sino porque cree que se lo debía a los ciudadanos y porque debían conocerse los hechos.

En la comparecencia del 20 de noviembre de 2008 ante el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, Peñas reconoce que su actuación puede entenderse de forma errónea, "puede parecer una vendetta o que no me dieron lo suficiente o que no entré en el reparto". No obstante, el denunciante quiso "dejar claro" que "estoy aquí por convencimiento propio, porque lo tenía que hacer. Lo triste es que habrá mucha gente, muchas personas que no piensen eso", recoge el sumario.

"Cuando vi cómo se desarrollaban todas las adjudicaciones, cómo se desarrolla toda la política, cómo los que supuestamente me echaron del PP dicen que eran los buenos y yo era el malo, pues decidí hacer una apuesta de dos años de mi vida", señala Peñas, apuntando que se mantuvo como concejal en Majadahonda esos dos años, precisamente para recabar la información que luego llevó a los tribunales.

Confianza de Correa

El sumario del caso Gürtel también recoge que Peñas aseguró que obtuvo las grabaciones gracias a la confianza que Correa le profesaba y porque era el único que "le plantaba cara". "Todo lo que tenía alrededor, normalmente, eran gente que se movían por el dinero, gente que le gustaba el lujo, gente muy interesada en el fondo.

En este sentido, declaró que conseguir esta información le "costó mucho" porque "no soy un Robin Hood" y pasó "miedo en muchas ocasiones porque había conversaciones, creo que hay conversaciones muy duras, y donde se oyen cosas complicadas". Otro, posiblemente se hubiera vuelto a ser funcionario del Ayuntamiento, tranquilo. Pero pensé que merecería la pena que alguien llegara a saberlo", agregó.

Íntimo de Agag

En cuanto a la operativa, explica que Correa llevaba todo lo relacionado con la organización de eventos del Partido Popular y "en cuestión de imagen presidencial". "Era íntimo de Alejandro Agag", estuvo en su boda, "junto a Berlusconi estaba sentado allí en el Escorial", una época, señala Peñas, en la que "decir en el Partido Popular Francisco Correa, era sinónimo de decir presidente".

Lo que hacía, por tanto, "era conseguir campañas, tanto de las comunidades como de los municipios pequeños". "Tenía la referencia de la nacional, pues conseguía todo eso. Estaba enfocado en los grandes negocios, las grandes campañas. Luego le dieron la oportunidad de entrar a conseguir otro tipo de contratos administrativos y de todo tipo, ya inmobiliarios.

Respecto al blanqueo de fondos, relata que Correa siempre le dijo que quien le sacaba el dinero de España era Antonio Villanueva. "Con su vía, todo el dinero que tenía negro, que iban generando las empresas, no pagaba aquí los impuestos, lo sacaba fuera de España y lo invertía en fondos fuera de España, en sus sociedades de fuera de España", considera. La trama entraba en concursos públicos donde "sabía que les iba a adjudicar" parcelas y todo tipo de negocios "a bajo precio y luego vendían a alto precio", relata.

Del mismo modo, el ex concejal de Majadahonda implica a otro de los ex ediles del PP de Boadilla del Monte Tomás Martín Morales, en uno de los episodios más mafiosos: la elaboración de un vídeo en el que el alcalde de este municipio entonces, Arturo González Panero, repartía con Alfonso Bosch Tejedor (diputado de PP en la Asamblea hasta esta misma semana) tres millones de euros procedentes, según cuenta Peñas, cobrados de un empresario al que le habían adjudicado unos terrenos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?