Últimas noticias Hemeroteca

Segundo juicio civil por el accidente del Yak42

Las familias reclaman ahora cerca de un millón de euros por fallecido

El presidente de la Asociación de Familiares de Víctimas del Accidente del Yak-42, el zaragozano José Luis Sencianes, consideró que ha cometido una "inmoralidad" la empresa Chapman Freeborn, encausada por su presunta responsabilidad civil en el accidente que costó la vida, en 2003, a 62 militares españoles en Turquía, al no presentarse su representante legal Russi Batliwala en la primera sesión del juicio civil que se sigue en el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Zaragoza, donde estaba citado.

Tras concluir la primera sesión del juicio, en la Sala número 12 del Edificio de Juzgados de la Plaza del Pilar de Zaragoza, José Luis Sencianes recordó que este nuevo juicio civil se celebra después de que la Audiencia Provincial declarara nulo el anterior, del que también se ausentó la representación legal de Chapman Freeborn argumentando que no había sido citada correctamente, en 2006.

En declaraciones a los medios de comunicación, Sencianes expresó que la ausencia de la empresa "demuestra la poca responsabilidad" de Chapman Freeborn respecto de los familiares y recordó que la empresa, contratista del vuelo mortal, se comprometió a dar seguridad en vuelo a los militares luego fallecidos.

Las preguntas que, a petición de la magistrada juez María Teresa Real, formularon los abogados de la acusación en la sesión de este lunes "claramente son contestadas afirmativamente", según Sencianes, y vienen a probar que el vuelo se realizó de forma irregular.

A esto añadió que "aquí estamos todas las familias, fieles a los nuestros" e insistió en que la ausencia de Chapman Freeborn demuestra la "irresponsabilidad" de la firma para con los familiares de sus clientes. "Si no quiere venir a contestar las preguntas que se le hacen será porque realmente no tiene nada que decir a la sentencia del día anterior y la ratifican", opinó. En el juicio de 2006, las tres empresas demandadas fueron condenadas a pagar 9,8 millones de euros en total.

El abogado catalán Eudald Vendrell, en representación de la defensa, consideró -en declaraciones a los medios- que las respuestas a las preguntas formuladas por las acusaciones, en ausencia de Batliwala, son afirmativas y comentó que la Ley indica que al demandado "se le tiene por reconocido", de ahí que las preguntas formuladas tengan "valor jurídico" y sean operativas de cara a la redacción de la sentencia. "No presentarse nos parece que es gravísimo, por supuesto", dijo Vendrell, quien opinó que las víctimas y sus familiares han sido ultrajadas.

El letrado zaragozano Javier Hernández, también en nombre de los familiares de las víctimas, restó cualquier valor a los supuestos billetes del vuelo mortal aportados por Chapman Freeborn a la causa y que forman parte del sumario, de los que dijo que los billetes no pueden ser verdaderos, ya que contienen errores como la incorrecta consignación del nombre de los beneficiarios. Hernández aclaró que el vuelo era civil porque la misión empezaba en Afganistán, no en España, y el vuelo no era dirigido por un militar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?