Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

La nube de ceniza se disipará en los próximos días

La nube de cenizas originada por la erupción del volcán de Islandia y que ha provocado el colapso del tráfico aéreo en Europa podría disiparse "hacia el fin de semana" debido a un sistema de baja presión en el ámbito meteorológico que se mueve en dirección a esta isla noratlántica, según la Organización Meteorológica Mundial

Más información

Así las cosas, algunos países comenzaron a reabrir este martes su espacio aéreo mientras que otros aún lo mantienen cerrado. "Desde el punto de vista meteorológico, para la segunda parte de la semana, hacia el fin de semana, todas las indicaciones y predicciones son muy, muy positivas", explicó el experto Herbert Puempel en una rueda de prensa celebrada hoy en Ginebra en la que añadió que la situación actual tiene "un montón de señales positivas para el próximo fin de semana".

El meteorólogo dijo que mientras la nube de cenizas se mueve hacia Canadá y Estados unidos durante el próximo día y medio, ésta podría estar lo suficientemente baja sobre el océano como para no interrumpir los vuelos que atraviesan el Atlántico.

Los aeropuertos europeos han comenzado a reanudar sus actividades tras cinco días de paralización. Así, los de Italia, Suiza y Francia han vuelto a funcionar, aunque muchos vuelos siguen cancelados, y en Italia sólo despegaron unos pocos aviones por la mañana, la mayoría para realizar vuelos nacionales. En Hungría, Eslovenia y Moldavia también se han reanudado los vuelos.

Pero el Servicio Nacional de Tráfico Aéreo de Reino Unido (NATS) dijo que gran parte de los aeródromos británicos permanecerán cerrados para vuelos por debajo de los 20.000 pies (6.000 metros) de altura hasta las 2.00 horas de esta madrugada, por lo menos.

Previamente, el NATS había advertido de que la erupción del volcán situado bajo el glaciar Eyjafjalla, que comenzó el miércoles pasado, se estaba intensificando y que una nueva nube de cenizas se estaba extendiendo hacia el sur y el este, hacia Reino Unido. "Esto demuestra las condiciones dinámicas y rápidamente cambiantes con las que trabajamos", señaló. Según la oficina meteorológica de Islandia, el volcán está emitiendo una menor cantidad de cenizas y más lava que antes, por lo que la nube se encuentra a menos altura.

Las restricciones anunciadas en Reino Unido afectan al aeropuerto de Heathrow (en Londres), en el que más aviones aterrizan y despegan en toda Europa, pero no a los aeródromos del norte del país. También ha estado cerrados los espacios aéreos de Finlandia, Polonia y algunas partes de Suecia e Irlanda. Alemania, por su parte, ha dicho que mantendrá las prohibiciones de vuelo hasta las 20.00 horas, con algunas excepciones.

13.000 vuelos efectuados

Durante esta jornada cruzaron el espacio aéreo europeo unos 13.000 vuelos, menos de la mitad del tráfico que soporta un martes normal, según informó la agencia europea de gestión del tráfico aéreo, Eurocontrol.

A primera hora de este martes , cuando los países levantaron algunas de las restricciones de vuelo -tal y como acordaron un día antes los ministros de Transportes de la Unión Europea en una reunión extraordinaria-, Eurocontrol esperaba que se llevaran a cabo el 60% de los vuelos programados, frente al 30% del lunes. Sin embargo, la estimación más reciente indica que se realizaron 13.000 de los 28.000 vuelos habituales.

En su última previsión, la agencia asegura que el tráfico aéreo es posible por debajo de los 20.000 pies en "todo el espacio europeo a excepción de Finlandia", país que continúa cerrado "a todos los niveles".

Sin embargo, aclara que no se prestan servicios de control de tráfico aéreo a aviones civiles, o se prestan con muchas restricciones, en el noroeste de Europa, incluyendo Dinamarca, Estonia, Irlanda, Letonia, Suecia y Reino Unido, así como en Alemania y norte de Francia.

En el 75% restante del espacio aéreo los vuelos pueden reanudarse. Este área incluye Austria, el área de los Balcanes, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Hungría, Italia, el sur de Francia, Grecia, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, España, Rumanía, el norte de Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania.

Este espacio contiene una segunda zona que está contaminada por la ceniza pero con menor intensidad. En este caso corresponde a los Estados miembros y a las compañías decidir si se vuela o no a partir de hoy. La tercera zona es la que no está afectada por la ceniza y seguirá sin aplicarse ninguna restricción.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, defendió durante el debate celebrado en la Eurocámara sobre la crisis aérea que se ha actuado "con la máxima prudencia y el mínimo riesgo" sobre la base de los datos de Eurocontrol ante una crisis "inesperada y sin precedentes" en un ámbito en el que la UE tiene un "escaso nivel de capacidad jurídica" para actuar. Según Helen Kearns, portavoz de la Comisión Europea para Asuntos del Consumidor, seguirá habiendo incidencias en el transporte aéreo durante esta semana.

Vuelos prueba

Mientras, el constructor aeronáutico Airbus aseguró que no ha encontrado "anomalías" en los vuelos de prueba realizados ayer a bordo de un ''superjumbo'' A380 y de un A340-600 con motores Rolls Royce. El A380 realizó un vuelo por el espacio aéreo francés y el A340-600 voló también sobre Alemania.

Durante los vuelos, los tripulantes encargados de realizar las pruebas observaron el avión y el comportamiento de los motores, aunque los aparatos fueron revisados posteriormente en profundidad para realizar exámenes técnicos cuyos resultados aún no se han publicado, según confirmó a Europa Press un portavoz de Airbus.

Las principales compañías aéreas, impacientes por reanudar sus actividades, reclamaron ayuda a la Comisión Europea y a los Estados miembros para repatriar a los miles de pasajeros atrapados en los aeropuertos y para hacer frente a las millonarias pérdidas sufridas durante los últimos cinco días.

Las aerolíneas necesitan un "apoyo mayor" en la "enorme" tarea de repatriar a los pasajeros atrapados en otros aeropuertos y los gobiernos europeos "no pueden eludir su responsabilidad" sobre una decisión que afecta a los ciudadanos, dicen en un comunicado.

"Los gobiernos europeos no pueden ignorar las consecuencias económicas masivas de su decisión" de cerrar el espacio aéreo europeo, reclamaron las tres principales asociaciones de compañías aéreas -ELFAA (European Low Fares Airline Association), ERA (European Regions Airlines Association) e IACA (International Air Carrier Association)-.

Las compañías lamentan que continúe cerrado una parte importante del espacio aéreo y afirman que esto supone para la industria "enormes costes y desafíos logísticos". Además, aseguran que están haciendo "todo lo posible" para ocuparse de los pasajeros y llevarlos de regreso a sus lugares de origen, tal y como exige una legislación que consideran excesiva.

En su opinión, las normas actuales imponen "obligaciones ilimitadas" a las aerolíneas en lo que se refiere a los derechos de los consumidores incluso cuando se trata de circunstancias "totalmente fuera de su control". Una respuesta "inapropiada" de la que ya alertó el sector cuando se adoptó la normativa.

Para las aerolíneas, la aplicación de las leyes europeas está "transformando una crisis en una catástrofe económica" en la que las compañías sufren pérdidas pero no logran ningún ingreso.

De continuar así, "inevitablemente estará amenazada la viabilidad del negocio hasta poner en serio riesgo tanto las rutas como los empleos", advirtieron, para después reclamar a Bruselas la puesta en marcha "urgente" de medidas financieras y operacionales para "aliviar la presión financiera".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?