Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 28 de Enero de 2020

Otras localidades

Desolación a ambos lados

Mantengo sin cambiar una coma el comentario de esta mañana sobre el patinazo del Gobierno de los créditos con los Ayuntamientos pero la algarada de esta tarde del PP en el Senado no puede pasar inadvertida

Y es que la preocupación y la inquietud que nos provoca el Gobierno en medio de la tormenta se vuelve estupor al ver como el PP disfruta con los males del país y ahora se echa al monte. Pedir a gritos nada menos que en el Senado durante más de 2 minutos la dimisión del presidente del Gobierno elegido por los españoles es intolerable.

El espectáculo ha sido lamentable como inaceptables son también las declaraciones de Rita Barberá utilizando a la familia y a la mujer del presidente para pedir su dimisión. Mejor haría Barberá ocupándose de los bolsos que le regaló El Bigotes y de no reírle tanto las gracias a Camps y su camarilla de la Gürtel.

Sería mucho pedir que el gobierno intentara mantener el rumbo por duro que sea y que la oposición pensara por un minuto en el país y dejara de relamerse ante las desgracias del rival.

El análisis anterior: Desolación

El grave patinazo con los créditos de los Ayuntamientos ha vuelto a llenar de desolación a las filas socialistas que no levantan cabeza en medio del temporal de malas noticias que no cesa. Los miles de alcaldes que arroparon el domingo en Elche a Zapatero se sentían ayer engañados al comprobar que nadie les había avisado de que la vicepresidenta Salgado les iba a cerrar el grifo de los créditos desde hoy mismo. Muchos de ellos llamaron indignados a Ferraz y al Gobierno; más de uno pensó en dimitir y sólo la intervención anoche de Chaves y de los pesos pesados del partido frenó el despropósito.

El Gobierno ha tratado de explicar la rectificación como un error pero eso ha sido peor porque durante 24 horas nadie lo aclaró públicamente mientras arreciaban las críticas y se ponía en peligro la propia aprobación del decreto este jueves en el Congreso.

No es de recibo lo que ha dicho Elena Salgado de que es un error sin mayor importancia. Tiene mucha importancia y llueve sobre mojado porque lo que este país necesita es un Gobierno con credibilidad y de momento lo que tenemos son demasiadas preguntas sin respuesta: ¿ Quien redactó ese punto del decreto? ¿El que lo hizo y el que lo autorizó era consciente de las consecuencias políticas de lo que hacía? ¿Cómo es posible que una medida tan dura no se debatiera en el Consejo de Ministros del jueves? ¿Conocía Zapatero lo que decía el decreto el domingo cuando les pidió un esfuerzo a los alcaldes? ¿Alguien va a asumir este grave error político que genera más confusión y desconcierto? En fin, ¿alguien va a dimitir?

Porqué, además, no es la primera marcha atrás clamorosa que se produce; también la vicepresidenta económica fue la responsable política del documento de pensiones que se envió a Bruselas y en donde se anunciaba para conmoción general que se estaba estudiando aumentar el numero de años para hacer el cálculo de las pensiones. También entonces tuvieron que intervenir desde Moncloa. La palabra dimisión sigue siendo casi un tabú en este país pero no olvidemos que no hace mucho un ministro tuvo que dimitir porque fue a una cacería.

Pedro Castro: "Ha sido correción"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?