Domingo, 02 de Octubre de 2022

Otras localidades

Wikileaks deja al descubierto los mecanismos diplomáticos de Washington

El portal filtra 250.000 comunicaciones internas del Departamento de Estado

Assange defiendía sus filtraciones de los documentos como una defensa de "la verdad" en un rueda de prensa en Londres.

Assange defiendía sus filtraciones de los documentos como una defensa de "la verdad" en un rueda de prensa en Londres. / REUTERS / LUKE MACGREGOR

El portal de filtraciones Wikileaks ha revelado este domingo a través de varios medios de comunicación -entre ellos el diario El País- una ingente cantidad de documentos que dejan al descubierto los entresijos de la diplomacia estadounidense

Más información

Son 250.000 mensajes del Departamento de Estado en los que se descubre cómo ha gestionado Washington, en el terreno de la diplomacia, conflictos a lo largo de todo el mundo. Salen a la luz las fuentes de la acción exterior norteamericana, y facilitan una visión global de las relaciones entre gobiernos. Entre las principales revelaciones de los documentos, la orden del gobierno de Estados Unidos para espiar en la ONU o la estrecha vigilancia de la agenda islaminista del primer ministro Erdogan.

La información desclasificada revela información sobre la lucha contra el terrorismo internacional o la proliferación nuclear. Las expresiones que se usan en los documentos son de tal naturaleza que pueden afectar las relaciones de Washington con sus principales aliados. Recogen comentarios e informes sobre los principales actores de la escena internacional. Por ejemplo, dejan en evidencia la sospecha norteamericana de que en Rusia sigue mandando Vladimir Putin. Sobre Berlusconi detallan, literalmente, sus "fiestas salvajes"... y demuestran cómo Washington sigue de cerca a Nicolás Sarkozy, en su intento de obstaculizar la política exterior de Estados Unidos. Sobre Cristina Fernández de Kirchner, por ejemplo, la Secretaría de Estado ha llegado a pedir informes sobre su salud mental.

Los documentos revelan también cómo la Casa Blanca ha dado instrucciones a sus diplomáticos para que espiaran en Naciones Unidas, así como a otros mandatarios y políticos. La Casa Blanca es consciente de la gravedad de las filtraciones y por eso la propia Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha estado llamando personalmente en las últimas horas a los gobiernos de los países más importantes implicados, para alertarles de lo sucedido; entre ellos a Reino Unido, Israel, Italia, Australia y Canadá.

Preocupación en la Casa Blanca

La Casa Blanca ha condenado en un comunicado la filtración de Wikilieaks, que califica de "peligrosa y temeraria". Asegura además que los documentos divulgados por el portal de internet son "robados". En un comunicado anterior, Washington advertía de que la divulgación de los cables ponía en peligro los intereses de Estados Unidos en política exterior, a sus agentes secretos y la "causa de los derechis humanos". Estados Unidos asegura que los informes diplomáticos que llegan a Washington son "información franca y a menudo incompleta" y se justifica aseverando que no representan necesariamente al gobierno ni "forja las decisiones políticas definitivas".

Antes de conocerse ningún detalle de las filtraciones el gobierno italiano había mostrado su preocupación calificando la revelación de Wikileaks como "el 11-S de la diplomacia". Así lo ha descrito esta mañana el ministro de Exteriores, Franco Fratini. Los informes desclasificados se refieren a Silvio Berlusconi como el "portavoz de Putin" y revelan detalles sobre las "fiestas salvajes" del primer ministro.

Sobre España

Con respecto a España, los informes demuestran el gran acceso que la embajada de Estados Unidos tiene a personalidades destacadas del ámbito judicial y político. Los cables revelados sobre nuestro país son 6.351 (entre la embajada de Madrid y el consulado en Barcelona) y la mayoría han sido enviados entre los años 2004 y 2010. La embajada de EE.UU. en nuestro país es la séptima a nivel mundial que más cables ha enviado, detrás de la de Ankara, Bagdad, Tokio, Amán, París y Kuwait.

Los países que más preocupan a Washington

Los documentos revelados incluyen informes relacionados con el Rey Abdulá de Arabia Saudí, en los que se asegura que presiona a Estados Unidos para que ataque a Irán y desmantele así su programa nuclear. Revelan también la preocupación sobre una posible ofensive israelí sobre Irán con el mismo objetivo. Hay información también sobre la corrupción del gobierno afgano. Cuentan como ejemplo que el vicepresidente de Afganistán, en una visita a los Emiratos Árabes en 2009, llevaba 52 millones de dólares en dinero en efectivo. Las autoridades estadounidenses, según los documentos, habrían hablado con Seúl de una Corea unificada en el caso de un posible colapso de Pyonyang.

Wikileaks desvela también que el ataque contra Google en China fue una campaña de sabotaje informático coordinada por funcionarios del gobierno chino y expertos en seguridad e Internet. El New York Times asegura que esos "expertos" lograron además introducirse ordenadores del gobierno estadounidense, del Dalai Lama y de varias compañías norteamericanas.

Las razones de los medios que publican la información

En su edición digital, el diario francés 'Le Monde' -uno de los que publican la información de Wikileaks- defiende el papel de los periodistas a la hora de valorar los documentos que proporciona el portal de filtraciones. En 'El País', un vídeo en el que aparece su director, Javier Moreno, se califica la filtración como "la mayor de la historia". Moreno asegura que han decidido ofrecer "sólo parcialmente algunos de los cables" con la información para "proteger la seguridad de las fuentes". Según el director de El País, "van a suponer un antes y un después para las relaciones internacionales". La noticia de 'The New York Times' se llama "Los secretos del Departamento de Estado".

Wikileaks denuncia un ataque a su web

Este domingo, Wikileaks ha denunciado que su página web está siendo objeto del ataque de hackers con motivo de las revelaciones. Pese al ataque a su web, la organización dirigida por Julian Assange ha asegurado que los cinco periódicos que han tenido acceso previo al material -entre ellos el diario El País- publicarán los documentos aunque su servidor esté inoperativo y nadie más pueda acceder a ellos.

El gobierno de Estados Unidos había advertido a Assange de que la divulgación de documentos obtenidos de funcionarios sin autorización oficial puede tener "consecuencias graves". El asesor legal del Departamento de Estado, Harold Hongju Koh, le ha enviado una carta mientras WikiLeaks se preparaba para divulgar lo que ha descrito como unos 250.000 documentos secretos relacionados con la guerra en Irak. El mes pasado, WikiLeaks publicó unos 400.000 documentos estadounidenses, y en julio había divulgado otros 77.000 documentos relacionados con la campaña en Afganistán.

La filtración no preocupa a Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se ha mostrado tranquilo ante la posibilidad de que la inminente nueva filtración de Wikileaks afecte a posibles irregularidades cometidas por el Ejército israelí. A juicio del primer ministro, "Israel no es el centro de atención" porque el país no mantiene muchos aspectos de su política en privado. "Es tradicional que exista un salto de información entre lo que sucede en público y lo que pasa en privado", ha dicho Netanyahu.

Noticias relacionadas

  • Wikileaks deja al descubierto los mecanismos diplomáticos de Washington
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?