Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 19 de Febrero de 2020

Otras localidades

Los aviones vuelven a surcar el cielo tras el cierre del espacio aéreo durante un día

Los pasajeros atrapados llegan, poco a poco, a sus destinos iniciales

Los principales responsables del sindicato de controladores aéreos [USCA] recuperan fuerzas con una cerveza en un céntrico restaurante de Madrid a la misma hora en que se reabría el espacio aéreo. Entre ellos, al fondo a la izquierda, el portavoz de los controladores Daniel Zamit, y en primer plano a la derecha está Camilo Cela, presidente de USCA. Al fondo, a la derecha, el abogado Francisco Maroto. /

Tres horas después de haber sido decretado, el estado de alarma comenzaba a hacer su efecto. AENA volvía a abrir el espacio aéreo con la llegada de los controladores aéreos a sus puestos de trabajo en el cambio de turno y, al comienzo de la tarde, despegaban los primeros aviones. La normalización de la situación continuaba a lo largo de todo el sábado, con más 90% de los controladores presentes en las torres de control

Gran número de personas ante el centro de información de AENA del aeropuerto de Sevilla, cuyo cierre provocado por el abandono masivo de sus puestos de trabajo de los controladores aéreos, ha afectado a miles de viajeros. / EFE / Eduardo Abad

En una de sus comparecencias en La Moncloa, el vicepresidente Rubalcaba afirmaba que el Gobierno "había cumplido con su obligación" con las medidas adoptadas y aseguraba que la "huelga salvaje" tendría consecuencias: AENA abrirá un expediente a cada uno de los controladores que abandonó su puesto del trabajo. Con todo ello, Rubalcaba se ha mostrado convencido de que un suceso similar no se volverá a producir "ni en Navidades ni después de ellas".

Transcurridas 24 horas del "ataque masivo de estrés y ansiedad" que alegaban los controladores aéreos para no acudir a sus puestos de trabajo, los aeropuertos del país comenzaban a operar sus vuelos. Atrás quedaba una dura jornada de caos y miles de viajeros afectados, que llevaba al Gobierno a decretar el estado de alarma por primera vez en la democracia. Cuando el Ministerio de Fomento aseguraba que los controladores estaban "acatando" las órdenes de los militares en las torres tras reincorporarse a sus puestos de trabajo, el principio de la normalidad parecía haber llegado.

El primer vuelo salía de Gran Canaria camino a Luxemburgo, y a partir de ese momento y de forma paulatina, el tráfico aéreo volvía a España. En el aeropuerto más afectado, Madrid Barajas, salían los primeros aviones a las 15:30 horas. Aunque la normalidad en el tráfico aéreo, que dependía de la capacidad de cada aerolínea para priorizar vuelos, reprogramar sus operaciones y organizar tripulaciones tras las numerosas cancelaciones, poco a poco fue llegando.

Las comparecencias de Rubalcaba

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha comparecido ante los medios para confirmar los datos que mostraban cómo poco a poco los aeropuertos españoles estaban recuperando la normalidad. Justificó las medidas tomadas durante la jornada, asegurando que el Gobierno "había cumplido con su deber", haciendo especial hincapié en que una situación similar no se volvería a producir. "Lo que tiene que quedar muy claro es que no va a volver a pasar, y eso lo garantizo", afirmaba, dejando claro también que algo así no ocurrirá "ni durante las Navidades ni después".

Rubalcaba ha calificado de "sucesos de enorme gravedad" los acontecimientos vividos en los aeropuertos españoles, que habían traído consigo "consecuencias muy dañinas para pasajeros, compañías, hoteleros y para la imagen de España". Unas consecuencias que pasarán por la apertura de un expediente por parte de AENA a cada controlador que no acudió a su puesto; las denuncias de las diferentes Fiscalías y las presentadas por los ciudadanos.

USCA intentaba defenderse

Frente a todo el caos producido por los controladores, su principal sindicato pedía al colectivo "calma" y rogaba que la incorporación de la plantilla "cuanto antes". Así, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, recurría a la profesionalidad de los mismos: "A pesar de los tres decretos, una ley y más de una orden ministerial pido serenidad al colectivo y apelo a la profesionalidad que hemos demostrado durante todos estos meses".

Su portavoz, César Cabo, hablaba de lo "difícil" que había sido convencer a los controladores de que volvieran a sus puestos, ya que se trataba de una "plantilla muy castigada". Una plantilla que, reiteraba, "sufrió una provocación en forma de decreto ley, en la víspera de uno de los puentes más importantes del año". Y calificó la situación como una "explosión espontánea" que se propagó por diferentes centros de trabajo "imposible" de evitar. El portavoz de USCA hacía hincapié también en que la situación había sido generada por AENA.

Gabinete de crisis y diplomacia

La decisión de los controladores y el consecuente cierre de aeropuertos llevó a la creación de un gabinete de crisis por parte del Gobierno. Zapatero ya amenazaba en la convocatoria del decreto de estado de alarma si los controladores persistían en su actitud, como terminó sucediendo. Del gabinete formaban parte el vicepresidente Rubalcaba, el ministro de Fomento José Blanco, y la titular de Defensa, Carme Chacón. También se incorporaron altos cargos de fomento posteriormente.

Tras haber sido decretado el estado de alarma, la ministra de Defensa se reunía en la tarde del sábado con el Jefe del Estado Mayor del ejército del aire (JEMA), general José Jiménez Ruiz y el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez para analizar la evolución del tráfico aéreo tras el decreto.

También ha habido lugar para las anécdotas en esta crisis, por ejemplo en forma de diplomacia. Los reales decretos fueron sancionados por el Rey, que en ese momento se encontraba en Mar del Plata, en Argentina. Pero es costumbre diplomática respetar la soberanía de los países y, cuando no se puede esperar a firmarlos en territorio nacional, lo habitual es que se haga en una embajada. Por ello, como España no tiene siquiera un Consulado allí, los documentos han sido datados en Buenos Aires, respetando así los usos diplomáticos.

Noticias relacionadas

  • Los aviones vuelven a surcar el cielo tras el cierre del espacio aéreo durante un día
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?