Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Obama pone fin a la discriminación de los homosexuales en el Ejército

El presidente de EEUU ha puesto fin este miércoles a la ley que impedía a los homosexuales servir en las Fuerzas Armadas

Barack Obama ha promulgado este miércoles la ley que pone fin a la controvertida política de ''no preguntes no lo digas'' que impedía a los homosexuales declarar abiertamente su condición sexual a la hora de entrar en las filas de las fuerzas armadas norteamericanas.

En una ceremonia en la que han estado presentes, entre otros el vicepresidente, Joe Biden, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, Obama ha firmado la ley que acaba con 17 años de discriminación y que ha sido recibida por los aplausos de los presentes, entre ellos varios senadores y representantes.

Más información

La revocación de la antigua política "fortalecerá nuestra seguridad nacional y defenderá los ideales" de Estados Unidos, ha subrayado Obama durante el acto que ha tenido lugar en el Departamento de Interior. "Ya no se seguirá pidiendo a decenas de miles de americanos de uniforme que vivan en la mentira", ha destacado.

En opinión de Obama, la supresión de la polémica ''don''t ask, don''t tell'', "es lo correcto que hacer para nuestro Ejército" y también el "momento adecuado". Durante los dos siglos de historia del país, según Obama, "los americanos gay lucharon tan duro y dieron tanto para proteger el país como el resto".

"Estamos en un país que cree que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales", ha subrayado el presidente, el primer negro que accede al puesto. Obama se había fijado como uno de sus objetivos la supresión de esta política durante la campaña para las presidenciales de 2008.

No obstante, el cambio no será inmediato ya que la Casa Blanca ha subrayado que se tardará unos meses en poder aplicar la nueva norma, informa la CNN. El Pentágono ha elaborado un plan de aplicación que hará que durante las próximas semanas se revisen y reescriban toda una serie de políticas, regulaciones y directivas relacionadas con la actual ley.

Una vez hecho esto, Obama, el secretario de Defensa, Robert Gates, y Mullen deberán certificar que se puede ser adelante con la anulación de la política actual sin que se afecte de forma negativa a la cohesión y preparación de los militares. Tras ello, deberán pasar otros 60 días antes de que entre en vigor oficialmente la medida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?