Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Picaresca contra la ley antitabaco

Los propietarios de discotecas se han visto obligados a poner servicios de 'guardacopas' y a cobrar al contado por el aumento de 'simpas'

Varias personas fuman en el interior del furgón habilitado por un restaurante de la localidad pontevedresa de Nigrán para que sus clientes fumadores puedan fumar sin tener que pasar frío en la terraza, dadas las bajas temperaturas y el viento que suele hacer en la zona en esta época del año /

Los propietarios de discotecas y locales de ocio nocturno están empezando a incorporar un servicio de guardacopas para las personas que se ausenten para salir a fumar y han anunciado que ya están cobrando las consumiciones al contado para atajar el incremento de simpas derivado también de la Ley Antitabaco.

Y es que, según el presidente de la Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno Noche Madrid, Dionisio Lara, los dueños de estos establecimientos han comprobado que desde la entrada en vigor de esta normativa ha aumentado considerablemente el número de personas que se van sin pagar con la excusa de salir a fumar fuera, "una coartada perfecta cuando antes era algo excepcional".

Además, señala que van a tener que incorporar un servicio de guardacopas ante la desconfianza de muchos clientes que tienen que dejar la copa sola cuando se van a fumar o por el riesgo de que otros se la roben o se agüe.

Otra de las consecuencias de la Ley en vigor desde el 2 de enero es el aumento de colas y de público a las puertas de los pubs y discotecas, lo que está provocando un incremento del ruido en la calle y de los ''lateros'' que, aprovechando la situación, se posicionan en las inmediaciones para ofrecer cervezas y refrescos a la gente por el módico precio de un euro, ha indicado Lara.

"Antes aprovechaban las colas de los locales, sobre todo las que se producen en torno a las tres horas en algunos establecimientos. Pero ahora, como muchos clientes salen cada poco a fumar, pues están más presentes. Esto nos va a obligar a aumentar el número de controladores de acceso, lo que supone aumento de costes laborales en la situación de crisis económica en la que nos encontramos", ha indicado.

Los empresarios del ocio nocturno se han quejado también de la falta de mecanismo legal para impedir el derecho de admisión a alguien que entre fumando o que esté fumando dentro. "Sólo podemos pedir que apaguen el cigarro y si no lo hacen llamar a la Policía", ha indicado.

Todas estas situaciones hacen temer a los dueños de locales nocturnos que se deteriore la relación con los clientes por el "clima de desconfianza" que genera el pago al contacto o la actuación de vigilancia para que no se pueda fumar en los locales.

Con el objetivo de burlar las incomodidades de la ley, un restaurante de la localidad pontevedresa de Nigrán ha habilitado un furgón para sus clientes fumadores puedan fumar sin tener que pasar frío en la terraza, dadas las bajas temperaturas y el viento que suele hacer en la zona en esta época del año.

La guerra del tabaco

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?