Martes, 05 de Julio de 2022

Otras localidades

FIN DE SEMANA | ENTREVISTA

Los días de cárcel de Garaje Jack

La banda madrileña ha dado desde 2007 más de veinticinco conciertos por los centros penitenciarios de la Comunidad de Madrid

'Sin red' de Garaje Jack / Tema con el que se presenta el nuevo álbum de la banda madrileña, 'Todo eran canciones' salió a la venta a finales de 2010 / GARAJE JACK

Hace más de cuarenta años que Johnny Cash se subió al escenario de la prisión de Folsom. Allí grabó uno de los discos más exitosos de su carrera, Cash decía sentirse cerca en espíritu de los presos. Garaje Jack lleva cerca de 25 conciertos en los penales madrileños desde 2007.

Nos encontramos con Laura y Jorge, la mitad de Garaje Jack, en una plaza de Malasaña. "Aquí nos conocimos hace más de diez años", señala Jorge tras sus gafas de sol. En noviembre estrenaron su tercer disco, "Todo eran canciones". La banda está curada de espantos tras sobrevivir una década dentro de la escena rock madrileña, una escena agresiva que ha devorado a bandas tan interesantes como Buenas Noches Rose o más recientemente Le Punk. "Lo de Le Punk es una pena, es una de las bandas más infravaloradas de la escena actual y lo han dejado semanas después de llenar la Joy Eslava", comenta Laura, la cantante de la banda.

Desde que el disco está en la calle todo ha sido positivo. "La primera semana fuimos número 1 en iTunes (España), la semana en la que se estrenaba lo nuevo de Rihanna y en la que se lanzó el catálogo de los Beatles", apunta Jorge. De momento los datos no son públicos, el portal paga cada trimestre y cuando llegue será una sorpresa, seguramente agradable. En estos diez años han consolidado una buena base de seguidores. "En Madrid llenamos los conciertos sin problemas, en las giras nos llevamos más sorpresas, unas agradables como conocer a auténticos seguidores que llevan años esperándote y otras como volver de la gira con el culo pelado o perdiendo dinero", explica Laura. "De todos modos vivimos haciendo lo que nos gusta, aunque tenga que poner copas entre semana y el resto buscarse la vida", continúa la cantante de esta banda de rock. "Lo que pasa es que cuando tienes contacto con los seguidores te dan la gasolina para seguir, te das cuenta de que tienes una responsabilidad, de que hay gente que te sigue y presta atención a lo que cuentas", añade su compañero. En ello han ayudado las redes sociales, el contacto ha cambiado, también la forma de conocer nuevos grupos. "Todo ayuda, desde hace cuatro o cinco años hemos notado como la gente nos conoce más y el contacto es más fluido, al acabar el concierto tienes las fotos que ha hecho la gente en el Facebook, a veces hasta los vídeos de las copas de después".

Los Johnny Cash españoles

Después de curtirse en centenares de conciertos en 2007 les tocó la prueba más dura, subirse al escenario de una cárcel madrileña. "Es diferente, no hay música ni antes ni después, da respeto, pero te tienes que olvidar de todo y aprender a no juzgar, pero cuando vas pasando los controles de seguridad y tienes que dejar todo te das cuenta de dónde estás", explican ambos. Desde entonces han vuelto cada Navidad, algunos presos ya les conocen, algunos les han contactado tras recuperar la libertad. "Nos ha pasado de todo, pero es una experiencia muy positiva, es muy diferente cada vez, depende del módulo en el que actúes. Ellos no saben nada, no les avisan, de pronto los llevan al salón de actos y empezamos a tocar", explica Jorge. "Las chicas se desinhiben y desconectan más, son más lanzadas y sueltan piropos muy originales a los chicos, es divertido para variar", comenta Laura, única fémina del grupo. El pasado 2010 les acompañó Paco Clavel. "Había un grupo de neonazis en primera fila, pensé que de esa no salíamos, pero Paco se hizo con todo el salón en dos minutos, aprendimos mucho de él", añade Jorge.

La banda pasó por 'A Vivir Madrid' a principios de enero y el director del centro de Estremera dio su visión en antena. "La actuación resultó muy positiva, por el mensaje, por traer la actualidad al interior de la prisión, es algo positivo". Para Garaje Jack la cárcel ha sido una experiencia enriquecedora, no tanto en cuestiones económicas como fue el caso de Cash, tampoco les ha reportado una gran atención de los medios, pero se aprenden cosas y se comparten experiencias, "Quizá lo más importante sea llevar algo de normalidad callejera y de bar a un sitio donde todos los días son iguales", comentan antes de despedirnos en la misma plaza en la que un día todo comenzó.

'Tú dirás' -Garaje Jack en acústico en 'A Vivir Madrid'

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?