Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los niños robados durante el franquismo piden justicia

La esperanza se ha abierto este jueves para las 261 familias que han denunciado ante la Fiscalía General del Estado casos de niños robados desde los años 50 y hasta entrada la década de los 90

La Asociación Nacional de Afectados de Adopciones Irregulares presenta en su denuncia 261 casos de adopciones falsas /

Se trata de niños robados a sus madres por una mafia organizada y formada por médicos, enfermeras e intermediarios que operaban en clínicas privadas y publicas de toda España. Tuvo su germen en el franquismo, pero se prolongó hasta la democracia.

La Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (ANADIR) ha agrupado pruebas de familias de toda España que, según creen, demuestran que durante décadas hubo en nuestro país una trama de tráfico de niños perfectamente orquestada con la finalidad del lucro económico, en la que estarían implicados médicos, enfermeras, monjas y personal administrativo.

Más información

Una practica, que tuvo su germen en el franquismo, pero que después se prolongo ilegalmente hasta la democracia. Enrique Vila, abogado de Anadir señala que el número de robos pudo ser muy superior. "Todos los robos, hasta 300.000 que estimamos que se pudieron haber producido, fueron víctimas de una mafia que buscaba el beneficio económico".

Alrededor de 300 personas han arropado a Vila y a su presidente, Antonio Barroso, al presentar la denuncia ante la Fiscalía. Vila asegura que la evidencia va a llevar al Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, a impulsar una investigación a nivel nacional para esclarecer todo lo ocurrido. Barroso asegura que el negocio ilegal de la venta de niños se extiende hasta hoy en día, "la semana pasada en Tenerife detuvieron a un matrimonio intentando comprar a un bebé, también hay un intermediario arrestado". Por eso, dice, "esto se tiene que investigar".

A pesar de la llovizna continua y del frío, las caras de los familiares eran de cierto alivio. Francisca dio a luz en 1979 a una niña en el hospital Virgen del Rocío, en Sevilla. A las 24 horas de nacer, se llevaron al bebé y el médico le dijo a su familia que había muerto de una parada cardiorrespiratoria. "Llevamos 32 años de angustia", dice Francisca, "y hoy tenemos la oportunidad de que se investigue. Es difícil encontrar a mi hija, pero no imposible".

Esta denuncia se suma a otras que están abiertas en las fiscalías de Cádiz, Algeciras y Málaga. El abogado de ANADIR espera que en plazo "relativamente corto", el Fiscal se pronuncie.

Una mafia, que habría engañado a miles de mujeres como Amparo, que tenía 19 años cuando dio a luz a un niño, un niño que supuestamente habría muerto. No se cree la versión que le dieron en el centro médico. "Yo salí del hospital sola, sin mi hijo, vacía total. Mi hijo me lo robaron, y tengo la seguridad de que está vivo, porque entrando por el quirófano mi hijo se movía", señala Amparo.

Su familia no daba crédito. El hospital aseguraba que habían llevado el feto directamente al cementerio de la Almudena sin que ellos pudieran verlo nunca.

Juan Luis tiene 42 años y desde hace tres se pregunta si él es uno de esos niños. Una pregunta que surgió a raíz de la confesión de su padre en el lecho de muerte. "Mi padre cayó enfermo y en un alarde de últimas fuerzas me confesó que me había comprado a un cura de Zaragoza", señala Juan Luis .

Son distintas caras de un mismo prisma, que comparten objetivos: recuperar su pasado y que se haga justicia. La compra venta de bebes oscilaba entre las 50.000 y el millón de pesetas. Los afectados creen que el fiscal tiene pruebas suficientes para ordenar una investigación sobre estos delitos que consideran que no han prescrito.

No es la primera denuncia que se interpone a nivel nacional. La Plataforma de Niños Robados también acudió a la justicia con pruebas similares, presentadas por unas 300 personas, que demostrarían la desaparición forzosa de menores y la falsificación de documentos oficiales para tapar los presuntos delitos. A finales de diciembre de 2010 la Audiencia Nacional se declaró no competente para investigar los robos de niños e instó a los familiares a acudir al Ministerio de Justicia para hacerlo por la vía administrativa, creando una entidad a nivel nacional que permita la investigación y el registro de datos, tanto de los padres que buscan, como de los hijos que han descubierto que fueron robados. El ministerio, de momento, no se ha pronunciado al respecto.

Amparo: "Mi hijo me lo robaron, y tengo la seguridad de que está vivo"

Enrique Vila: "Fueron víctimas de una mafia que buscaba el beneficio económico"

Juan Luis Moreno: "Mi padre me confesó que me había comprado a un cura de Zaragoza"

Amparo: "Mi hijo me lo robaron, y tengo la seguridad de que está vivo"

La historia de Juan Luis Moreno: de niño fue robado y vendido a una familia que no era la suya

Justicia para los niños robados en 'Hoy por Hoy' (27/01/2011)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?