Últimas noticias Hemeroteca

La CNMV ya había advertido desde el año 2009 sobre los pagarés de Nueva Rumasa

La empresa utilizaba instrumentos que le permitían esquivar el control del regulador

"Si no pudiera satisfacer la obligación de los que confiaron en nosotros, me pegaba un tiro" / Nueva Rumasa, el emporio empresarial de José María Ruiz Mateos, está al borde de la quiebra. El empresario se ha agarrado 'in extremis' a un flotador para tratar de evitar la suspensión de pagos de diez de sus compañías. Entre ellas el Rayo Vallecano. La ley le permite demorar la quiebra cuatro meses. Es el tiempo que tiene para tratar de llegar a un acuerdo con sus acreedores. Entre ellos bancos, ganaderos y la Seguridad Social. Las empresas de Ruiz Mateos deben 700 millones de euros. / AGENCIA ATLAS

En febrero de 2009, Nueva Rumasa anunció a bombo y platillo una oferta de pagarés por un importe nominal de 50.000 euros. Ofrecía un interés del 10%. Tres meses después, la Comisión Nacional del Mercado de Valores lanzó su primera advertencia: las características de la emisión la dejaban fuera de la supervisión del regulador bursátil

Por eso, advertía la Comisión del Mercado de Valores, se recomendaba a los potenciales inversores a que se informaran bien de dónde metían su dinero. En septiembre, la CNMV volvía a alertar de los pagarés de Nueva Rumasa, que hablaban de "rentabilidad garantizada" o "garantía real ante notario". Un mes después, el regulador iba más allá en sus avisos: Nueva Rumasa no es la cabecera de ningún grupo de empresas, ni de ningún holding y no era la emisora de los pagarés. Unos pagarés que no habían sido inscritos en el Registro Mercantil.

En la primavera de 2010, hubo un cambio legal que obligaba a que las emisiones que se publicitaran fuesen colocadas por un intermediario financiero. Entonces, Nueva Rumasa cambió de fórmula: pasó a hacer aumentos de capital de Duhl y de Clesa, que esquivaban el control de la CNMV. Una vez más, la Comisión recomendaba a los potenciales inversores que recabasen información especializada. Según la página web de Nueva Rumasa, más de 5.000 inversores han metido su dinero en la sociedad.

Ruiz Mateos: "El comportamiento de determinados bancos es deleznable, insólito, sin razón y por sorpresa"

Noticias relacionadas

  • La CNMV ya había advertido desde el año 2009 sobre los pagarés de Nueva Rumasa
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?