Últimas noticias Hemeroteca

Nueva Rumasa: Cómo evitar invertir a ciegas

Un estudio de la Confederación de Amas de Casa concluye que nueve de cada diez ahorradores no contrastan la información incluída en las ofertas de inversión

CEACCU apunta algunas recomendaciones para minimizar los riesgos a la hora de invertir

Un estudio de CEACCU sobre "Conocimiento, uso y percepción de los productos de ahorro e inversión por los consumidores españoles" indica que "la fuente de información más influyente en la elección y contratación de un producto es la propia entidad financiera o emisor (hasta un 60%, cuando se trata de fondos de inversión y depósitos a plazo fijo)", y que "la posibilidad de que el cliente reciba la información sobre los contratos y cláusulas con tiempo para revisarla antes de firmar, es casi excepcional: sucede en menos del 30% de los casos".

Según este informe "casi nueve de cada diez ahorradores nunca han contrastado la información que les facilita la entidad con otras fuentes, como la CNMV o las Asociaciones de Consumidores".

Para contribuir a prevenir estas situaciones, para CEACCU es imprescindible que el consumidor, antes de elegir cualquier modalidad de inversión, siga estos cinco pasos:

1.- Comprobar que la entidad se encuentra entre las autorizadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En caso contrario, el consumidor debe saber que no está sometida a las normas y control de esta entidad, ni al régimen del Fondo de Garantías de Depósitos y que, con frecuencia, su funcionamiento es temporal (suelen responder a un sistema piramidal) Además, tienden a ejercer grandes presiones sobre el ahorrador para forzar la inversión.

2.- Informarse sobre el producto de ahorro o inversión. Para ello, el consumidor debe "exigir saber" las siguientes cuestiones: si se trata de un producto complejo o no complejo, sus costes (los directos y los indirectos), el riesgo, si el capital está garantizado o no y en qué plazo, la rentabilidad del producto (y si esta excluye los costes), si la inversión es líquida o no es líquida y bajo qué condiciones (¿podré salir de la inversión?, ¿cuándo? ¿con qué coste?)

3.- Evaluar su situación personal y financiera, así como los objetivos que persigue con la inversión y "mantenerse firme" en los mismos.

4.- Desconfiar de las recomendaciones (tanto de la propia entidad, como de amigos o familiares) y buscar información y asesoramiento independiente y externo. Además de recurrir a las Asociaciones de Consumidores, se recomienda visitar las webs de la CNMV y el Banco de España, que incluyen secciones con consejos, información sobre entidades de interés para accionistas y advertencias sobre inversiones poco seguras.

5.- Ser consciente de las obligaciones que se asumen, según impone la normativa vigente, en la contratación de cualquier producto de ahorro o inversión. Una responsabilidad que limita, en gran medida, las posibilidades de reclamación del usuario.

Salgado: "La Comisión Nacional del Mercado de Valores realizó hasta siete avisos de los riesgos asociados"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?