Últimas noticias Hemeroteca

La frontera tunecina se prepara para una llegada masiva de refugiados

Unas 40.000 personas han abandonado ya Libia por la frontera que une este país con Túnez

La frontera tunecina se prepara para una llegada masiva de refugiados /

El paso de Ras Jdir, apenas a 200 kilómetros de Trípoli, es testigo cada día de la salida de miles de personas que escapan de la violencia en el oeste de Libia, pero las cifras van en aumento y las organizaciones humanitarias se temen que el éxodo de refugiados se dispare si las fuerzas de Gadafi pierden el control de la zona occidental del país.

El ejército tunecino, la media luna roja tunecina y ACNUR se ocupan de organizar la frontera que separa Libia con Túnez / MARÍA JOSÉ AGEJAS

A pocos kilómetros de la frontera, el ejército tunecino prepara un campamento que podrá acoger a 10.000 refugiados con ayuda de ACNUR (Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados) y de la Media Luna Roja tunecina. Hasta ahora la mayoría de los llegados, cerca de 18.000, pertenecen al colectivo de más de un millón y medio de trabajadores egipcios que hay en Libia. Organizaciones como Human Rights Watch denuncian que el gobierno de El Cairo no se está ocupando de ellos. "No hemos visto ni hemos oído que haya un solo funcionario egipcio por aquí", dice a la Cadena SER Sara Lea Whitson, de esa organización. "Muchos egipcios llevan aquí tres o cuatro días, hace mucho frío, están en tiendas de campaña y se sienten muy frustrados. El gobierno egipcio tiene que actuar, y la comunidad internacional también, porque este flujo es muy elevado para que lo pueda manejar el gobierno tunecino".

Desde Médicos del Mundo, el doctor Djawad Guerroudj advierte de que, en el lado libio de la frontera, hay con toda seguridad heridos que no están recibiendo atención. Entre este punto y Trípoli hay varias ciudades en las que en los últimos días se han registrado enfrentamientos, como Zwara, Zawiyah o Sabratah. "No dejan pasar a los heridos", explica, "lo que pedimos es un corredor humanitario". Sin embargo, no hay contactos con el gobierno de Libia para lograrlo: "no estamos en contacto con el gobierno Libio", explica, "de hecho, el gobierno libio no está en contacto con la realidad, así que es difícil", concluye con ironía.

Un ciudadano libio, que ha logrado llegar hasta la frontera desde Zawiyah, confirma los temores en conversación con esta enviada especial: "he visto enfrentamientos en Zawiyah, he visto muertos por las calles. La situación es muy difícil, no hay primeros auxilios y tampoco funcionan bien los hospitales, hay problemas con las donaciones de sangre. Son crímenes contra la humanidad".

Entre los que abandonan Libia por este punto occidental hay también miles de asiáticos, trabajadores muchos de ellos de compañías petroleras. Según ACNUR, han atravesado ya Ras Jdir 2.000 chinos, a los que hay que sumar otros 1.100 que han llegado en estas últimas horas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?