Lunes, 08 de Agosto de 2022

Otras localidades

La OTAN alcanza un acuerdo para hacerse cargo de la exclusión aérea en Libia

El Secretario General, Fogh Rasmussen, niega que la OTAN asuma otras funciones

Los rebeldes dejan a un lado la batalla para rezar en la carretera que une Bengasi con Ajdabiya

Los rebeldes dejan a un lado la batalla para rezar en la carretera que une Bengasi con Ajdabiya / REUTERS/Goran Tomasevic

La Alianza Atlántica ha alcanzado un acuerdo para asumir el mando de la imposición de la zona de exclusión aérea en la misión de Libia. Aún así, la OTAN va a empezar la planificación militar para una posible toma de control de todas la operaciones, lo que incluiría los ataques a objetivos terrestres para proteger a la población civil libia

"Todos los aliados de la OTAN están comprometidos a cumplir con sus obligaciones bajo la resolución de la ONU. Por eso hemos decidido asumir la responsabilidad de la zona de exclusión aérea", ha explicado el Secretario General Anders Fogh Rasmussen en un comunicado. Las decisiones se tomaron tras una reunión de los embajadores aliados, por séptimo día consecutivo, para tratar de concretar el papel de la organización en las operaciones militares en Libia. El mando estratégico de las operaciones estará en el Cuartel General aliado para Europa, en la ciudad belga de Mons, mientras que el control táctico se desarrollará desde el centro que la OTAN tiene en Nápoles (Italia), que también se responsabiliza del submando naval.

El submando de las operaciones aéreas residirá en el cuartel aliado de Esmirna (Turquía). "Emprendemos la acción como parte del amplio esfuerzo internacional para proteger a los civiles de los ataques del régimen de Gadafi", ha señalado Rasmussen. Según fuentes diplomáticas en Bruselas, Turquía ha asumido el acuerdo porque la OTAN ha decidido asumir el control de la vigilancia aérea durante unos días, y esperará para hacerse cargo del resto. Es justamente este factor el que ha provocado la adhesión del gobierno de Ankara.

La posición de Washington

Desde Estados Unidos, que asegura estar preparado para dejar el liderazgo, ha correspondido a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, el papel de mediador diplomático en esa transferencia de poder. Ha mantenido conversaciones con múltiples líderes europeos para lograr lo que quería Barack Obama: que el mando de la operación pase inmediatamente a manos de la OTAN. El proceso está en marcha; tardará unos días en quedar formalizado, aunque Washington espera que el domingo pueda darse por concluido. Lo que no queda claro es qué papel tendrá EEUU a partir de entonces. Así lo ha dicho el portavoz militar del Pentágono: "Vamos a ceder la posición de mando y pasaremos a ser meros participantes en la operación. Aun así, seguiremos proporcionando aquellos que nosotros hacemos mejor en el terreno militar, con una capacidad de la que nosotros disponemos y que la coalición puede no tener."

De todos los vuelos de aviones militares en la operación sobre Libia, el porcentaje de aviones de Estados Unidos ha pasado del 80 al 60 en los últimos tres días. A nadie se le escapa que el coste de la operación va a convertirse más pronto o más tarde en un elemento de debate y polémica. De momento, el Pentágono insiste en que la operación seguirá al ritmo actual. Y tenía el portavoz este mensaje para las tropas de Gadafi: "Nuestro mensaje a las tropas del régimen es sencillo. Dejad de luchar. Dejad de matar a vuestro pueblo. Dejad de obedecer las órdenes del Coronel Gadafi. Si seguís desafiando estas demandas seguiremos golpeándoos y haciendo más complicado que avancéis."

Turquía desbloquea la situación

El compromiso con Turquía se ha logrado "en muy poco tiempo", según ha dicho el ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, en declaraciones ante la prensa tras una videoconferencia con sus homólogos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido. "La operación será entregada a la OTAN completamente", ha añadido, en una afirmación que más tarde ha contradicho Rasmussen. Aunque el jefe de la diplomacia turca no ha querido concretar el calendario del traspaso del mando, prevé que estos cambios se produzcan en uno o dos días. Ankara quiere que la Alianza tenga en exclusiva el control de las operaciones militares y no desea que la OTAN realice operaciones ofensivas que puedan provocar daños a civiles o encargarse de poner en práctica la zona de exclusión aérea acordada por la ONU mientras los aviones de la coalición bombardean a las fuerzas libias.

Según han informado los medios turcos, Davutoglu ha hecho estas declaraciones tras la aprobación dada por el Parlamento a las Fuerzas Armadas turcas a participar en la operación. El gobierno turco, que dirige el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan, ha sido muy crítico con los ataques que la coalición internacional está llevando a cabo contra las fuerzas del líder libio, Muamar El Gadafi. De hecho, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, no invitó a los dirigentes turcos a participar en la cumbre de Paris para decidir sobre los ataques a Libia, lo que incrementó las críticas de Ankara.

Noticias relacionadas

  • La OTAN alcanza un acuerdo para hacerse cargo de la exclusión aérea en Libia
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?