Últimas noticias Hemeroteca

Padres y profesores temen un recorte drástico en educación

La comunidad educativa muestra su preocupación tras confirmarse que las autonomías no cofinanciarán el plan de acción del ministerio

Padres y profesores hablan de panorama "nefasto" y auguran un incremento de las desigualdades territoriales en materia educativa.

Asociaciones de padres y de docentes se declaran preocupadas después de conocerse que las Comunidades Autónomas no financiarán al 50 por ciento, tal y como estaba previsto, 17 programas estratégicos de cooperación territorial que aprobó el ministerio el pasado mes de septiembre. El departamento de Ángel Gabilondo renunciaba esta semana a exigir esa cofinanciación ante la falta de liquidez de las autonomías y el límite de endeudamiento fijado por el ajuste presupuestario.

El nuevo escenario deja seriamente tocado un plan en el que se iba a invertir más de mil millones de euros, y que ahora sólo tienen garantizada la mitad del dinero. El ministerio mantendrá su aportación de 510 millones pero el resto queda en el aire supeditado a lo que cada comunidad pueda o quiera invertir. Sobre el papel podrían sufrir recortes de hasta el 50 por ciento programas tan importantes como la construcción de escuelas infantiles, planes para reducir el abandono fracaso escolar, la dotación de portátiles y pizarras digitales en los colegios o el impulso al aprendizaje de idiomas.

"Un panorama nefasto para la comunidad educativa que no sólo augura recortes preocupantes sino que provocará un aumento de las desigualdades, ya que cada escolar podrá recibir más o menos prestaciones en función de la situación económica o la voluntad política de cada autonomía. Dejar la inversión en manos de lo que cada comunidad pueda o quiera aportar es un disparate que no contribuirá a la equidad", según explica Jesús Sánchez, presidente de la Confederación de Padres, Ceapa.

Educación señala que, aunque no se va a exigir como condición a las comunidades ninguna aportación mínima de financiación, los fondos que reparta el ministerio se articularán mediante la firma de convenios muy exigentes, deberán ir destinados inequívocamente a los programas establecidos y no a otros, y además tendrán que ir acompañados de una rendición de cuentas. El ministerio confía además en la responsabilidad de las autonomías a la hora de no recortar en apuestas prioritarias como la reducción del abandono escolar o la construcción de escuelas infantiles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?