Últimas noticias Hemeroteca

Aznar ataca al Gobierno por montar "un follón para decir que es amigo de dictadores"

El expresidente alimenta la polémica sobre la amistad de Occidente con Gadafi

Aznar: "No sirvo para ser el parapeto de la desvergüenza del gobierno de España" / El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, respondió ayer en un mitin celebrado en Estepona a las críticas por haber calificado al dictador libio, Muamar Gadafi como "amigo extravagante" en una conferencia en la Universidad de Columbia en Estados Unidos. El líder popular señaló que se niega a "ser el parapeto de la desvergüenza del gobierno de España" y se preguntó por qué el gobierno socialista vendió en 2007 al dictador las bombas de racimo con las que está bombardeando a sus ciudadanos.Aznar habló también de los derrocados dictadores de Egipto y Túnez, asegurando que "eran miembros de la internacional socialista". El dirigente popular advirtió que si uno sólo de los terroristas vuelve a las instituciones, será responsabilidad del Gobierno de Zapatero / AGENCIA ATLAS

"No voy a ser parapeto de la desvergüenza de nadie, y menos de los que están en el Gobierno". Así de contundente se ha mostrado esta noche en la localidad malagueña de Estepona el que fuera presidente del Gobierno del Partido Popular, José María Aznar, después de la polémica suscitada tras las declaraciones realizadas la pasada semana en relación al conflicto libio. Durante su intervención en un acto preelectoral en Estepona, Aznar ha recordado que en 2003 el líder libio Muamar Gadafi "quiso cooperar con la comunidad internacional y algo debió conseguir, algo debió hacer para que en el año 2007 el gobierno socialista le vendiese bombas de racimo, ¿o es que el gobierno socialista vende bombas de racimo a los enemigos y no a los amigos?". Después, ha atacado al Ejecutivo por montar "un follón para decir que es amigo de dictadores"

Aznar ha lamentado que se criticara la intervención de España en la guerra de Irak, a pesar de que allí "no hubo soldados españoles" y sin embargo, no se critique la intervención en Libia. El ex presidente del Gobierno ha asegurado en su discurso que los que fueran líderes de Egipto y Túnez, Mubarak y Ben Alí respectivamente, "eran miembros de la internacional socialista" por lo que ha dicho que le parece llamativo "ver cómo pasan de compañeros a execrables dictadores".

Aznar ha asegurado que él ha defendido "toda la vida a los demócratas: a los libios, a los iraníes, a los cubanos, a los venezolanos, a los chinos, a aquellos que luchan por la libertad y por la democracia, también a los españoles que han tenido que sufrir el terrorismo y a la comunidad internacional, a la que se pide que sea eficaz y que actúe con coherencia y consecuencia. Lo que no voy a apoyar es pensar que los derechos humanos no son algo que merezca una defensa universal si no que se utilizan a beneficio de inventario".

El popular ha dejado claro que no va a defender "la alianza famosa de civilizaciones, que consiste en pactar con aquellos que dicen ahora que son unos dictadores execrables a los que hay que sacar del mapa". Respecto a Naciones Unidas, Aznar ha señalado que el citado órgano "no autoriza a acabar y a quitar del poder a aquel que amenaza, que bombardea, que causa las víctimas civiles" a pesar de que, según ha dicho "o se termina con la causa de los ataques a las víctimas civiles o seguirá habiendo víctimas civiles, también con bombas de racimo enviadas por el gobierno español".

Aznar ha asegurado decir todo esto "para que quede claro, meridianamente claro, lo que pasó, lo que pasa, lo que pensamos, lo que hemos hecho y lo que haremos porque yo no sirvo para ser parapeto de la desvergüenza de nadie y menos de los que están ahora en el Gobierno de España".

La situación de ETA

Respecto a ETA, Aznar se ha mostrado orgulloso de los que fueran ministros del Interior durante su mandato, así como del "cumplimiento íntegro de las penas y de la ley de partidos que impedía a los terroristas instalarse en las instituciones". Aznar ha asegurado que cuando sus ministros "negociaban la ley de partidos" el PSOE "ya estaban negociando y hablando con la gente de ETA, y después del atentado de la T-4 y de las víctimas también, después de decir que se rompían todos los diálogos siguieron dialogando con los terroristas, y ahora quieren que, algunos pretenden conseguir que los terroristas vuelvan a sentarse en las instituciones y ahora, otra vez, yo digo y lo que digo es que no sólo hay que impugnar las candidaturas que se presenten".

Aznar se ha referido a las palabras de hace unos días del ex ministro del Interior, Ángel Acebes y ha asegurado que "la ley de partidos permite impugnar una coalición fraudulenta que quiere hacer que los terroristas vuelvan a las instituciones". Según ha dicho "no basta con encogerse de hombros (...), hay que actuar, hay que hacer, hay que impedir (...) y si los terroristas, uno solo vuelve a las instituciones será la responsabilidad de los que hoy están en el gobierno de España".

José María Aznar: "Yo no sirvo para ser parapeto de la desvergüenza de nadie, y menos de los que están ahora en el Gobierno de España"

Noticias relacionadas

  • Aznar ataca al Gobierno por montar "un follón para decir que es amigo de dictadores"
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?