Sábado, 22 de Enero de 2022

Otras localidades

Fares al Fayez: Siria es "el régimen más cruel y duro de la región, el número uno"

Entrevista a Fares al Fayez, miembro influyente de la tribu Bani Sakhr, la principal en Jordania

Entrevista a Fares al Fayez, miembro influyente de la tribu Bani Sakhr, la principal en Jordania

Entrevista a Fares al Fayez, miembro influyente de la tribu Bani Sakhr, la principal en Jordania / CARLA FIBLA (CORRESPONSAL EN ORIENTE PRÓXIMO)

(CORRESPONSAL EN EL ORIENTE PRÓXIMO)

Desde un pequeño despacho de la Facultad de Ciencias Políticas en la Universidad de Jordania, en Amman, Fares al Fayez, expone sin tapujos, directo y preciso, la enfermedad común que en los países árabes han provocado protestas en las calles desde que comenzó 2011: "El sistema dictatorial, la corrupción que existe como resultado de la dictadura del régimen policial que hay en todo el mundo árabe... los regímenes políticos en el mundo árabe, todos, sin excepción, son policiales, por eso los pueblos árabes han llegado al límite y vemos estas explosiones en la calle".

Analiza con preocupación la situación en Siria, "el régimen más cruel y duro de la región, el número uno", asegura este catedrático, para pasar a analizar la inevitable repercusión que tiene lo que allí ocurre en Jordania, que junto a Líbano y Palestina, formaban Bilad al Sham, la Gran Siria, antes de los acuerdos de Sykes Picot (1916). "Esta es la segunda vez que intentan salir del yugo, es un momento muy decisivo para el pueblo sirio. Yo creo que ha decidido salir del yugo pero va a pagar un precio muy alto, quizás como en 1982 (revuelta islamista que fue aniquilada con el bombardeo durante tres semanas de la ciudad de Hama, se calcula que hubo más de 35.000 muertos). Un sacrificio enorme en Siria".

Fayez es una de las 36 personalidades que firmó la carta que enviaron al rey Abdulá II el pasado 5 de febrero pidiéndole que reconduzca el país, que aplique reformas políticas sociales y económicas. Una misiva en la denuncian la corrupción e injerencia de la reina Rania en el Estado. Están dispuestos a esperar pacientes un mes más, pero son pesimistas ante la capacidad de reacción del monarca jordano. "Hay un círculo que rodea al rey, son personalidades de la antigua guardia. Ellos empujan en la dirección contraria, y también está la mujer del rey (reina Rania) con mucha influencia indebida".

Aún así considera que en Jordania se está dando un margen de tiempo añadido al régimen acorde con el carácter de la población: "La gente no quiere destrozar el país, no quieren llevar a cabo una destrucción y unas matanzas... el pueblo jordano es un pueblo manso, es un pueblo juicioso, no quiere ver la sangre, no quiere caer en la guerra civil, en la violencia".

Califica a Abdala II como un líder "inválido" aunque por el momento no le están pidiendo que abdique. No es que pueda, sino que debe reformar, sentencia Fayez, quien no ve una voluntad "seria, serena y rápida" por parte del rey cuando se limita a visitar a los jefes de las tribus para hacerles favores... "Somos pesimistas porque todavía no se ha llevado a cabo ningún tipo de reforma, ni en el campo político, ni en lo económico ni en lo social. El rey parece que está inválido, hay algo que le impide actuar... la vieja guardia y a la cabeza su mujer".

"El Parlamento actual no representa la voluntad del pueblo jordano"

El contenido de la carta de principios de febrero, de la que aún no han obtenido respuesta, se centra en "la desviación política que necesita ser corregida, hay que corregir muchas cosas que están mal en Jordania, en los últimos diez años sobre todo... hubo muchas agresiones a la Constitución, muchas agresiones a las fuentes naturales del país". Al Fayez pide una vuelta a la Constitución de 1952, sin la casi treintena de modificaciones que ha sufrido para, en su opinión, recortar libertades: "Necesitamos decretos y órdenes políticas, una voluntad política ante todo. La disolución del Parlamento porque el actual Parlamento padece manipulaciones por parte de los servicios de inteligencia en primer grado, y del Ministerio del Interior que también mete mano, hubo compra de votos... al fin y al cabo, el Parlamento actual no representa la voluntad del pueblo jordano, por eso pedimos su disolución; el segundo paso es volver a la Constitución de 1952, porque ha habido un retroceso en los aspectos de la libertad política, de la prensa... Han sitiado al ciudadano, no ha sido una marcha hacia adelante sino un paso para atrás"

Y se muestra indignado con el simplista planteamiento occidental sobre el origen de las revueltas árabes actuales: "Es un levantamiento popular porque en el mundo árabe no existen los derechos del ciudadano, como personas que pertenecen a una país no disfrutan de derechos y de leyes que les den libertad, por eso ha llegado esta explosión, y lo que se dice de que hay grupos armados... todo eso son cuentos que no se cree nadie, ni dentro ni fuera de los países árabes"

Fares al Fayez es una influyente figura de la principal tribu jordana, los Bani Sakhr, su postura, considera radical aunque completamente acorde con los movimientos políticos y sociales que está viviendo la región se basa en datos: Jordania tiene 5 millones de habitantes y gracias a la corrupción una deuda nacional que asciende a 16,5 miles de millones de euros. Resultado: pobreza, paro e inexistente justicia social.

Y al preguntarle cómo cree que estará políticamente la región cuando concluya 2011 responde: "Hay muchos pronósticos que vienen de fuera, que no son del mundo árabe... hace dos meses por ejemplo un estudio sueco decía que 2011 terminará con la caída de todos los regímenes árabes".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?