Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

La familia atribuye a una "grave negligencia médica" la muerte de Enrique Morente

La familia de Enrique Morente ha asegurado hoy que el cantaor murió "desangrado" y que la autopsia confirma que no falleció como consecuencia del cáncer de esófago que padecía sino por una "grave negligencia médica"

Enrique Morente durante una actuación en 2009

En un comunicado, la familia del cantaor expresa su malestar porque este jueves se haya filtrado "con una manipulación grotesca" el informe de la autopsia. "Es falso que Enrique Morente haya fallecido por complicaciones de un cáncer de esófago", señala la familia.

Según el comunicado, la autopsia lo que confirma realmente es que sufrió una "parada cardíaca" mientras "le estaba reinterviniendo por segunda vez" el doctor Enrique Moreno. En ese momento, según la historia clínica, "el paciente llevaba horas perdiendo sangre después de la primera cirugía que se le había practicado", añade la nota.

"Es hora de decir ya, con el aval de la autopsia, que Enrique Morente murió desangrado", subraya la familia. Según el informe de la autopsia, el cantaor murió por un "deterioro multiorgánico" originado por las complicaciones sufridas en la operación para tratar un cáncer de esófago. Este informe fue trasladado al juzgado de instrucción número 52 de Madrid el pasado viernes, según fuentes jurídicas.

Morente, de 67 años, falleció el 13 de diciembre pasado una semana después de ser operado por segunda vez por Enrique Moreno, premio Príncipe de Asturias en 1999, catedrático de Patología Quirúrgica de la Universidad Complutense y jefe de Cirugía General del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

La familia, que en un primer momento alegó que Morente había ingresado en la clínica La Luz de Madrid por una úlcera de estómago, denunció al médico por presunta negligencia y solicitó la elaboración de una autopsia.

La autopsia

La autopsia fue practicada el 14 de diciembre en el Instituto Anatómico Forense de Madrid. El informe final señala que Morente "sufría un carcinoma de esófago de tercio medio-inferior" y que como consecuencia de ello fue sometido a una esófago-gastroplastia "programada".

Esa primera operación que sufrió Morente se produjo el día 4 de diciembre. El estado del artista se fue complicando y fue nuevamente intervenido por el mismo cirujano el día 6. Durante esa segunda operación Morente sufrió una parada cardiorrespiratoria que, según la autopsia, "originó una hipoperfusión encefálica global", con ausencia de pulso, hipotensión brusca e hipoxemia.

La falta de oxígeno condujo a Morente a una encefalopatía hipóxica isquémica de la que no se pudo recuperar, y falleció el día 13 por un "deterioro multiorgánico", según la autopsia.

Las denuncias

El juzgado número 52, al que ha correspondido el caso tras acumularse las dos denuncias presentadas por la familia y del que es titular el magistrado José María Casado, recibió el informe forense el pasado viernes, según fuentes jurídicas, y se dio traslado del documento a las partes.

Estas fuentes precisaron que el forense del juzgado puede elaborar ahora un informe propio, y que tanto la familia como la parte denunciada pueden solicitar más informes, pruebas o declaraciones.

La polémica por la muerte de Morente llevó el pasado 14 de diciembre al equipo médico que le intervino a publicar un comunicado en el que aseguraba que el cantaor padecía "un cáncer de esófago de 4,5 centímetros de diámetro, localizado en el tercio medio, con metástasis linfáticas". En su nota de hoy, la familia Morente señala que el informe de los forenses "no encuentra ni una sola célula maligna, tumor o metástasis en su análisis".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?