Últimas noticias Hemeroteca

Roma corona al Barça como el mejor de Europa

Los goles del gladiador Eto'o y de un Messi imperial auparon al Barça al cielo de Roma logrando completar el triplete soñado, Liga, Copa y 'Champions' en el primer año de Guardiola.

Solo dos años después de conquistar París, los catalanes conquistaron Roma logrando así su tercera Liga de Campeones

Como si del todopoderoso Imperio Romano se tratase, el Barça llegó al Olímpico, vio al Manchester United, y lo venció. La defensa inglesa aguantó tan solo diez minutos, el tiempo que tardó Iniesta en coger una pelota en el centro del campo, hacer magia 'made in' La Mancha y regalarle un pase a Eto'o que rompió a Vidic para disparar con la puntera-recurso de gran delantero- el primero de la noche.

Ese tanto tiró por tierra todo el planteamiento de los ingleses, que veían como el zarpazo del camerunés rompía la fortaleza gala del United, que en diez minutos se habían quedado sin la poción preparada por el druida Ferguson.

A partir de ahí el Barça continuó la batalla sin oposición, y la poca que tuvo la paró con un Valdés que volvió a demostrar que gran parte del éxito de su equipo reside en sus paradas. Además, las bajas defensivas de Alves, Márquez y Abidal no se notaron. Touré y, sobre todo, de Piqué frenaron a Cristiano, Rooney y compañía. El '3' del Barça se lució ante sus antiguos compañeros y fue nombrado mejor jugador de la final.

Pero faltaba algo, el duelo entre Messi y Ronaldo aún no tenía un ganador a nivel individual, los dos mejores jugadores del mundo tenían que batirse en duelo para que el gran Coliseo decidiese quién merecía el dedo hacía arriba y quién el dedo hacia abajo. Al final el pequeño pudo con el grande, el aspirante pudo con el campeón y de la manera menos esperada. 1,69 metros saltaron a por un balón regalado por el maestro Xavi y de cabeza, sí de cabeza, Messi marcó el gol que le aseguraba el título al Barça. El 'Messías' se elevó al cielo de Roma en busca de un balón, en busca de una corona que lo nombrase como mejor jugador del mundo.

Un Barça que jugó con siete canteranos de inicio y con un octavo de propina, Pedro en el descuento, no vio peligrar en ningún momento su victoria. Guardiola y su ejército futbolístico lo habían logrado, tras conquistar Londres en el 92 y París dos años antes, Roma fue la siguiente en capitular ante el fútbol preciosista del Barça.

Veni, vidi, vici dijo Julio César cuando llegó a Britania, el Barça hizo lo mismo en Roma, pero además, hizo historia

El comentario de José Ramón de la Morena (27-05-2011)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?