Sábado, 13 de Agosto de 2022

Otras localidades

De Damasco a Edimburgo, o cómo pasar de bloguera lesbiana a barbudo

De Damasco a Edimburgo, o cómo pasar de bloguera lesbiana a barbudo

Amina Arraf, una lesbiana fuera del armario en mitad del Damasco de la revolución siria contra Bashar Al Assad. Y con blog. Un caramelo para decenas de medios de comunicación de todo el mundo, que sin poder entrar a Siria se agarran a lo que se pueda para contar las revueltas en ese país. ¿Cómo se trasforma Amina en una semana en Tom Macmaster, un estadounidense con barba y perfectamente heterosexual?

La explicación a esta historia no viene en el blog 'A gay girl in Damascus' (Una lesbiana en Damasco), que tiene una elipse entre los días 6 y 12 de junio en la que la activista árabe se convierte en un investigador de la Universidad de Edimburgo que pide disculpas por la que ha montado.

En medio viene una semana que ha puesto sobre la mesa todos los problemas de lidiar con dictaduras que no dejan trabajar a la prensa, de verificar las cosas que aparecen en la red y del daño que puede hacer a una buena causa elegir el camino equivocado para ayudarla. Una historia que ha implicado incluso al Departamento de Estado en Washington y que deja en una posición incómoda a algunos de los grandes diarios del mundo.

Lo que una chica piensa sobre la vida, el Universo y todo lo demás. Esa es la presentación de un blog que en los últimos meses ha tenido casi 800.000 visitas. Reflexiones sobre aspectos privados de su vida, sobre la sexualidad de una chica homosexual en una capital árabe, retazos de historia de Siria, poemas. Todo historias verosímiles que recogen los dilemas, las propuestas, los debates y controversias habituales en este tipo de foros en oriente Próximo.

Pero, como Amina dice en su primera entrada registrada del 19 de febrero, hay en marcha una revolución. Por entonces la cosa tocaba a Tunez, pero luego vivineron Egipto, Libia, Yemen... y Siria. Viernes tras viernes de manifestaciones duramente reprimidas por el régimen, con decenas de muertos. Amina recoge videos, reflexiones políticas, historias que despiertan el interés, porque Siria no da visados de prensa a los periodistas extranjeros. Y blogs como el de ella, o los twitter de otros activistas son la única vía para saber qué es lo que está pasando dentro del país.

En su entrada del 26 de abril Amina cuenta cómo la policía política visitó su casa de madrugada, para interrogarla sobre lo que escribía en su blog, bajo la acusación de ser parte de un complot salafista contra el régimen. La entrada se titula "Mi padre el héroe", porque es, según la versión del blog, la rapidez y el descaro con que su padre actúa frente a los esbirros del régimen lo que libra de seguir el camino de decenas de detenidos y torturados en esos mismos días.

Con ese antecedente no parece raro lo que se puede leer en la entrada del 6 de junio en el blog: "soy la prima de Amina y tengo la siguiente información que compartir". En resumen, la activista había sido detenida esa mañana en plena calle y no se sabía nada de ella.

Empieza una campaña en la red para apoyar a esta chica. Pero como resulta que Amina era hija de padre sirio pero de madre estadounidense, hasta el Departamento de Estado empieza a tomar cartas en el asunto. El británico The Guardian dedicaba una amplia cobertura a la preocupación por el destino de esta chica y acompañaba la información con la foto que ella tenía en su perfil de la red social Facebook.

Y en unas horas la historia de Amina empieza a hacer aguas. Los estadounidenses no encuentran registros sobre la chica, supuestamente nacida en Virginia hace 35 años. Y a unos cuantos miles de kilómetros, otra chica, la británica Jelena Lecic, se desayuna con su foto en las primeras presentándola como una 'bloguera siria, lesbiana, activista antirégimen y ahora detenida y en paradero desconocido'. Todo un bombazo que comparte con la BBC, explicando que no sabe quien es esa chica, pero que la foto es de ella de vacaciones en París.

En paralelo varios activistas sirios en Estados Unidos habían empezado a tener dudas, no ya del aspecto de Amina, sino de la existencia de la propia bloguera. El círculo se empieza a cerrar cuando, en un intento por trazar el camino hasta la chica, la dirección de internet desde la que se actualiza el blog lleva a un ordenador en Edimburgo, Escocia.

Y aquí es donde completamos la elipsis retornando al correo de disculpa que Tom MacMaster firma desde ayer en el blog de Amina. Presionado por medios que le piden cuentas de su relación con la activista, el domingo este estadounidense de 40 años, experto en Oriente Próximo, acaba reconociendo que él es la persona detrás del blog.

Podríamos resumirlo en que Amina resultó un 'avatar', pero que narra hechos que Macmaster dice que son reales. Dice en su mensaje que no cree haber hecho daño a nadie, que sólo ha intentado dar una forma a lo que llegaba desde la revolución siria más atractiva para los 'occidentales', y con aquello de morir matando cita, termina parafraseando al intelectual palestino Edward Said diciendo que su intención es la de mostrar la "cobertura informativa tan superficial que se hace de Oriente Próximo" y las nuevas formas de Orientalismo liberal.

A pesar de lo extraño que resulta ahora toda la historia, el periódico británico The Guardian -seguramente el más salpicado por la polémica- explica hoy detalladamente todos los esfuerzos por verificar las cosas entorno a Amina y su blog que se han hecho en los últimos meses, y la verosimilitud de lo infructuoso de su investigación.

Pero el daño está hecho y no sólo al prestigio de los varios medios que 'picaron', sino a la propia causa que 'Una lesbiana en Damasco' defendía. Por la desconfianza generada, por dar amarga credibilidad a las denuncias de manipulaciones desde fuera que hace la dictadura siria. Y porque a lo mejor sin una prosa tan atractiva, son cientos los sirios que han muerto, han sido detenidos, torturados o heridos sin la oportunidad de contarlo en un blog.

Noticias relacionadas

  • Amina Arraf, una lesbiana fuera del armario en mitad del Damasco de la revolución siria contra Bashar Al Assad. Y con blog. Un caramelo para decenas de medios de comunicación de todo el mundo, que sin poder entrar a Siria se agarran a lo que se pueda para contar las revueltas en ese país. ¿Cómo se trasforma Amina en una semana en Tom Macmaster, un estadounidense con barba y perfectamente heterosexual?
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?