Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Los ecologistas suspenden a Zapatero y le instan a recuperar "en septiembre"

Las principales organizaciones 'verdes' critican la gestión medioambiental del Gobierno pero creen que aún tiene tiempo para impulsar políticas de sostenibilidad

Miembros de la Asociación Gabardiella denuncian ante el Ministerio de Medio Ambiente el impacto del proyecto del pantano de Biscarrués (foto de archivo tomada el 14 de marzo de 2011). /

WWF, SEO/Birdlife, Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra quieren que el Gobierno incorpore la sostenibilidad a sus políticas, de aquí al final de la legislatura, y para animarle a ello han presentado un informe conjunto, titulado irónicamente "El mundo puede esperar", en el que analizan el cumplimiento de los compromisos adquiridos. Con un resultado "nulo o muy escaso" en 43 de los 64 indicadores evaluados, los ecologistas hablan de "insuficiente". Pero matizan que esta no es la nota final y que si el Ejecutivo quiere, aún puede aprobar.

"Este documento de seguimiento y evaluación se presenta a pocos meses del fin de una legislatura en la que las políticas ambientales han pasado a un segundo plano y donde se ha producido una pérdida de liderazgo evidente en materia de sostenibilidad. Esperamos que esta valoración sirva para animar al Gobierno a romper la inercia y a recuperar el tiempo perdido".

Durante la presentación del informe, los distintos portavoces de las organizaciones firmantes han reconocido que, tras la llegada de Rosa Aguilar al Ministerio de Medio Ambiente, la comunicación ha mejorado. Pero afirman que, si el Gobierno quiere "aprobar" esta materia, ha de pasar de las palabras a los hechos.

Un paso "imprescindible", según Asunción Ruiz, de SEO/Birdlife, es la aprobación del Plan Estratégico de Estatal del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, "que lleva más de un año de retraso". Luis González, de Ecologistas en Acción, ha afirmado que "España es líder en despilfarro y destrucción", y ha puesto como ejemplo los "aeropuertos sin aviones". Muchas de las inversiones en infraestructuras, además, refuerzan la primacía de los medios de transporte "más insostenibles", con su respectiva emisión de gases de efecto invernadero.

Luis González también se ha referido a la "vieja cultura del agua", muy relacionada con la abundancia de los cultivos de regadío. Ha denunciado además que en España hay "más de medio millón de pozos ilegales", que se abastecen de acuíferos sobreexplotados, por lo que ha exigido "que empiecen a cerrarse ya".

Liliane Spendeler, de Amigos de la Tierra, ha acentuado la necesidad de convertir la lucha contra el cambio climático en un esfuerzo "transversal". También ha resaltado que la Ley de Residuos que pronto aprobará el Congreso, supone una "oportunidad perdida" en lo que a reciclaje de materiales y creación de empleo se refiere.

El Gobierno tampoco ha salido bien parado cuando la portavoz de Greenpeace, Miren Gutiérrez, se ha referido al "estancamiento" en el sector de las energías renovables. La responsable de Greenpeace también ha denunciado que no se haya puesto fecha de cierra a las plantas nucleares y ha demandado la cancelación de iniciativas que fomenten el uso de la "fuente de energía más contamienante": el carbón.

Sobre la política pesquera, Juan Carlos del Olmo, de WWF, ha denunciado que el 80% de los caladeros de la Unión Europea están agotados o sobreexplotados y ha emplazado al Gobierno a tener más en cuenta "los criterios científicos y de sostenibilidad". En esta línea, ha hablado de "la creación de un santuario para la reproducción del atún rojo" como una vieja reivindicación que considera "factible".

En materia de agricultura, el portavoz de WWF le ha pedido a la ministra Rosa Aguilar que se pronuncie en materia de transgénicos, que no se apruebe más cultivos de regadío, y que luche en Bruselas por una Política Agraria Común más "verde" y "sostenible".

La prueba del algodón

Los ecologistas han querido señalar que la aprobación o no, por parte del Gobierno, del embalse de Biscarrués, en Huesca, se convertirá en "la prueba del algodón" que muestre las verdaderas intenciones del Ejecutivo en materia medio ambiente.

"Este embalse, proyectado en un tramo bien conservado del río Gállego, nunca se debería ejecutar en aplicación de la legislación ambiental vigente (Directiva Marco de Agua, Directivas de Hábitats y de Aves y de Evaluación de Impacto Ambiental) [...]. Las organizaciones ecologistas consideran que, por los graves impactos del embalse, una DIA positiva sería injustificable".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?