Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

PERFIL

Dolores Amorós; temida y ambiciosa

Durante estos últimos diez años ha sido ella quien ha controlado la CAM

La exdirectora general de la Caja del Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, durante una entrevista en pasado mes de mayo

La exdirectora general de la Caja del Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, durante una entrevista en pasado mes de mayo / EFE/Gustavo Cuevas

María Dolores Amorós entró a trabajar en una pequeña sucursal de la caja en la localidad de San Vicente del Raspeig a los veinte años. Fue entonces cuando comenzó su formación universitaria y su ascenso hasta las oficinas centrales de Caja Mediterráneo.

En febrero de 2001, el anterior director general, Roberto López Abad, la convirtió en su mano derecha y la nombró directora general adjunta. Fuentes sindicales aseguran que durante estos últimos diez años ha sido ella quien ha controlado el día a día de la caja; llevaba la estrategia empresarial y fijaba los organigramas directivos.

Temida para muchos; temperamental y ambiciosa para otros; incapaz y rodeada de personas afines, según otros a los que no les extraña que la Fiscalía Anticorrupción le haya abierto una investigación.

Durante toda esta última década la CAM llevo a cabo una ambiciosa expansión, con arriesgadas inversiones inmobiliarias que hicieron de la entidad la cuarta del país pero que a la postre, la han llevado a la situación de extrema debilidad en la que se encuentra en la actualidad.

Antes de finalizar 2010, mientras Caja Mediterráneo fraguaba una fusión fría con Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura se convirtió en directora general de la CAM ya que su inmediato superior, Roberto López, pasó a ser director del banco resultante de la fusión.

Esta operación se frustro en marzo de este año. Las otras tres cajas, compañeras de viaje de la CAM, dejaron a la entidad alicantina en la estacada y rompieron el acuerdo. Este hecho supuso que López Abad, de 55 años, se acogiera a un ERE y se prejubilara. El exdirector general de la CAM cobró casi 6 millones de euros.

Finalmente, la CAM fue intervenida por el Banco de España el pasado 22 de julio y María Dolores Amorós fue suspendida de empleo -que no de sueldo- el 10 de agosto. Sin embargo, no fue hasta el pasado 28 de septiembre cuando fue despedida por los administradores del FROB.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?